Opinión: ¡Ariel tú no! El especialista está desarrollando un nuevo superdeportivo completamente eléctrico

La marca británica es una de las pocas que siempre ha ofertado vehículos análogos, radicales y hechos únicamente para llevar a otro nivel la diversión al volante. Actualmente, Ariel oferta al famoso Atom, al polémico Nomad y a la Ace, una motocicleta de 1,240 centímetros cúbicos.

Como muchos de ustedes saben, el Atom es tan ligero y ágil que logra números de aceleración de 0 a 100 km/h en 3.12 segundos. Su peso total actual es de 520 kilos y su potencia termina en 245 caballos, gracias a un motor Honda de 2.0 litros y doble árbol de levas. Estos números pertenecen al Atom menos radical, pero lo que las variantes más prestacionales tienen prácticamente el desempeño de un coche de competición fórmula.

Dicho todo lo anterior, ya entramos en el contexto de Ariel, una marca que desde sus inicios destacó por su maravillosa forma de hacer verdaderos monstruos en frascos muy pequeños.

Se acaba de confirmar que el especialista británico está desarrollando un coche completamente eléctrico de unos 1,200 caballos y que planea presentarlo en un par de años. Esta noticia es bastante preocupante para todos los entusiastas, ya que ver que una marca como Ariel está migrando hacia la propulsión eléctrica nos dice que en un futuro, todos los deportivos tendrán motores galvánicos.

Los 1,200 caballos suenan prometedores, pero no sirven de nada si no puedes escucharlos ni olerlos. Qué triste es darse cuenta que las próximas generaciones no sabrán cómo se escucha un V8 y tampoco experimentarán las sensaciones de manejo que daba una caja manual engranando.

Sin embargo y dejando de lado los sentimentalismos, se espera que este nuevo producto comience su producción en 2020. Se anticipa que contará con un estructura en aluminio y fibra de carbono, pero que su peso puede alcanzar los 1,500 kilos. ¿Entonces que chiste tiene comprar un Ariel de tonelada y media? Tampoco lo entendemos.