¡Oficial! La cuarta generación del Mazda3 aterriza en LA con el revolucionario motor SkyActiv-X

El auto de producción se mantiene fiel al Kai Concept presentado en Tokio el año pasado; el nuevo Mazda3 es el primer auto de la séptima generación de la firma.

Fueron muchos meses de espera, tras conocer al Kai Concept el año pasado, para tener frente a nosotros a la cuarta generación del Mazda3, y aunque estéticamente la renovación es muy evidente, sigue siendo identificable como un Mazda3.

Las dimensiones apenas presentan cambios, la distancia entre ejes crece en 25 mm, pero la longitud y anchura del hatchback se mantiene intactas, mientras que la altura se reduce en los mismos 25 mm. El sedán crece en 81 mm y es 18 mm más bajo. El resultado es un hatchback con un aspecto más contundente, y el incremento en la longitud del sedán lo hace más sofisticado, con los tres volúmenes mejor definidos.

El nuevo auto tiene contornos que crean líneas de hombros y cadera reales, en lugar de dar solo la ilusión, cosa que redefine la presencia del nuevo Mazda3.

En el hatchback, se despiden las líneas y trazos en los paneles traseros, de forma que el poste C se erige como el marco final.

La parrilla es más grande, y está acompañada por faros con nuevos acentos de cromo que se incorporan con ellos, de la misma forma en que lo hicieron con CX-5 y Mazda6, acentuando la sensación del diseño tridimensional.

En la parte trasera, el soporte de las calaveras sostiene unidades con dos círculos bien definidos y en el sedán, hay pliegues alrededor de los grupos ópticos, dándoles un ángulo diferente al del resto del auto.

Interior

El interior está basado en los resultados de los estudios de Mazda sobre la mecánica del cuerpo humano, con un panel de instrumentos plano que enfatiza trazos limpios en sentido horizontal. El volante es totalmente nuevo, con tres radios más angostos y botones plateados que se alinean con la horizontal del tablero.

El panel de la palanca de cambios es más alto, lo que facilita la tarea de mover las manos del volante a la palanca y viceversa.

Los sujeta vasos se colocan delante de la palanca y el descansabrazos es más largo, aunque no hay información del cuadro de instrumentos digital que espiamos a inicios del año.

Los asientos de tela serán de un color que mezcla tonos de gris y beige, pero para las versiones que tengan tapicería de piel, Mazda ha diseñado un nuevo granulado con pliegues de diferentes formas en función de donde se encuentren.

La pantalla de 7 pulgadas se despide para dejar su lugar a una unidad de 8.8 pulgadas, montada en la parte más alta del panel de instrumentos. Los menús de la interfaz son nuevos, y permiten tener un funcionamiento más amigable e intuitivo, además de incorporar un sistema de audio opcional de 12 altavoces firmado por Bose, como alternativa al que va de serie de ocho.

Las bocinas se reacomodan para producir un mejor sonido, y tanto el cielo del auto como el alfombrado tienen una mayor absorción para mejorar la insonorización.

Uno de los puntos que más llamó nuestra atención cuando manejamos el prototipo hace unos meses era el montaje de los asientos, que permanece para el auto de producción. Los asientos han sido desarrollados para mantener la forma natural del cuerpo humano en forma de S, y el ajuste de inclinación para el asiento es de serie.

Las bolsas de aire para rodillas, que no se ofrecen en el actual, se montan de serie y adopta asistencias como la alerta de trafico cruzado frontal o control crucero adaptativo con función de arranque y detención.

El manual de usuario está incluido en el sistema de infotenimiento, pero además, las luces de alerta estarán enlazadas con esa sección del manual de usuario digital.

Plataforma y oferta mecánica

Se anuncia una gama con cinco motores, aunque no todos llegarán a México. Para las versiones de gasolina aparecen los motores SkyActiv-G de 1.5, 2.0 y 2.5 litros con potencias que no han sido confirmadas, mientras que para los gustos europeos se presenta el SkyActiv-D de 1.8 litros.

La quinta opción que sí esperamos para la oferta de compra de auto en México es el SkyActiv-X con ignición por compresión, y habrá transmisiones manuales o automáticas.

La estructura echa mano de más acero de ultra alta resistencia, 10 veces más para ser exactos, que en conjunto con la suspensión mejoran la calidad de marcha y las vibraciones en el interior.

En el frente, se mantiene la suspensión McPherson, pero el eje posterior ahora contempla un eje torsional semi independiente en lugar de la multibrazo. Este esquema ha probado ser una buena elección por relación costos-refinamiento en otros compactos, como el Volkswagen Jetta y SEAT León, pero esperaremos a probar el nuevo Mazda3 para emitir una evaluación objetiva.

Incluso las llantas son nuevas, para brindar una mejor amortiguación, con rines de 16 y 18 pulgadas.

También se suma a la lista de opciones el sistema i-Activ de tracción integral, aunque no se ha anunciado con que motores y transmisiones podrá combinarse y suponemos que no llegará a México porque el clima de nuestro país no lo exige.

De esta forma, queda pendiente el arribo a nuestro país, que suponemos será para el segundo trimestre de 2019. En los últimos dos años, los nuevos autos que Mazda presenta en el Salón de Los Ángeles llegaron en los meses de marzo y abril, la CX-5 en 2017 y el Mazda6 este año, por lo que esas fechas parecen una apuesta muy probable.

Desde Los Ángeles, la nueva generación del Mazda3. #Mazda #soloautos #AutologíaPresente #SalónLosAngeles #Sedan #Hatcback pic.twitter.com/6SiTk3nh6E

— Autología (@autologiaonline) November 28, 2018

Por: Fred Shabot

Ahora lee