Nuevo Honda City, se actualiza desde 249,900 pesos

El City siempre me ha parecido un auto poco importante para la marca. De hecho no es muy común siquiera tenerlo en la mente como un producto a considerar dentro el peleadísimo segmento de los sedanes subcompactos “grandes” solo para diferenciarlo de modelos como el Aveo o Gol.

Y lo digo porque me parece que la misma marca no le da el lugar que se merece o, mejor dicho, no se lo daba hasta ahora. Esta actualización me parece justa y adecuada; ligera pero efectiva que lo coloca como una de las mejores referencias en términos de manejo, solidez y calidad percibida, algo que en este segmento a veces pasa a segundo plano dejando por delante precio y algunas dotes de equipamiento.

Estético. Los cambios principales saltan a las vista, son más visuales que le permiten verse actual y buenos porque le permiten alejarse del modelo anterior y acercarse un poco más al Civic. Se agrega una nueva defensa posterior, rines de 16 pulgadas y fascia con parrilla y faros de niebla con luces diurnas también nuevos. El espacio es de los mejores del mercado, atrás es abundante en piernas, hombros y altura. La cajuela es de 390 litros, no es la más grande pero cumple con el segmento.

Sabor más sport. Por dentro la marca agrega paddle shifters detrás del volante con la intención de mejorar el performance de la caja que, dicho sea de paso, es de un foco más eficiente. Los cambios simulados son siete y colaboran en mejorar un poco la respuesta. La calidad de marcha es más bien suave, con un claro foco en la ciudad y sobrevivir a sus pésimas calles.

Eficiente. Y en este mismo tenor, durante este primer contacto logramos un consumo máximo de 20.1 km/l a un promedio de 90 km/h. En ciuda, a 40 km/h la cifra se ubicó en los 13 km/l. Esto nos da un consumo promedio de 15.8 km/l, la verdad es que nada mal aunque algo lejos de los 20 que promete el fabricante.

Equipamiento. La pantalla es touch de 7 pulgadas con la interfase de Honda Link que permite acoplar un smartphone via mirror link; no hay conectividad vía Apple Car Play y Android Auto pues el desarrollo, ahora fabricado en China y no en Tailandia, no lo contempla. Tampoco se ofrece ESP, un punto me parece crítico, aunque por el otro lado el sistema de frenos me pareció muy efectivo, de buena respuesta en la mordida, firme y nada histérico, sino aplicado. Las bolsas de aire son cuatro y tenemos controles para el menú, sistema de audio y control de velocidad de crucero en el volante. También mejorable la computadora de viaje, muy sencilla y con apenas ls información necesaria. El climatizador es automático, touch y además contamos con salidas de aire para las plazas traseras que vaya que lo agradecen y cerramos con una cámara de reversa y encendido y apertura con llave de presencia.

Sensación general. Por dentro gozamos de una cabina silenciosa dentro de la media del segmento, pero con muy buena sensación de calidad. Aunque los materiales son plásticos rígidos hay buen ensamble y combinación de otros detalles embellecedores que le hacen lucir mucho mejor que muchos del segmento. También hay tela en los paneles de las puertas y los asientos tienen buen firme y sujeción.

Son tres versiones, suficientes para cubrir el segmento. El rango de precios no me parece nada malo, al contrario, competitivo. Es verdad que hay modelos mejor equipados por un precio menor, aunque Honda, a su favor, tiene una mejor calidad de marcha y calidad percibida en el interior, ese tipo de cuestiones a las que es muy difícil ponerles un precio.

Honda City
Motor: 4 cilindros, 1.5 L, 118 hp y 115 lb/pìe
Transmisión Manual  de seis y CVT
Consumo oficial: Ciudad: 18 km/l; Autopista: 24 km/l
Consumo en prueba: Ciudad: 13 km/l; Autopista: 20.1 km/l
Cajuela: 390 L
Versiones y precios:
LX: 249,900 pesos
LX CVT: 265,900 pesos
EX CVT: 287,900 pesos