Nueva York 2018: Volkswagen Tanoak Concept, el futuro de las pick-up según VW

Volkswagen presentó en Nueva York una pick-up de doble cabina y caja corta que está basada en la plataforma modular MQB, y se deriva de la SUV Teramont que está por llegar a nuestro país.

Volkswagen es el mayor fabricante de automóviles del mundo, sin embargo, siempre ha encontrado en el mercado norteamericano su mayor debilidad, y a pesar de los escándalos en los que se vio envuelta por los temas del dieselgate, están decididos a conquistar dicho mercado. En esta ocasión han presentado un modelo para atacar a la más reciente de las tendencias del mercado estadounidense, las pick-up, con su modelo Atlas Tanoak.

La nueva pickup de Volkswagen se hace presente como un derivado de la SUV conocida en el mercado del país del norte como Atlas, mientras que para nuestro país la conoceremos como Teramont, la peculiaridad de la nueva camioneta, es que está basada sobre la famosa plataforma modular MQB del Grupo Volkswagen, dejando a un lado el chasis de largueros como se utiliza en Amarok y todos los pick-up que conocemos.

Con una longitud de 5.43 metros, es hasta 40 cms más larga que el modelo Teramont del que se deriva, ofreciendo una pick-up de un tamaño acorde con los gustos del mercado del norte. Y presenta una altura libre al suelo de 24.8 cm, que le otorga una muy buena capacidad para sortear obstáculos fuera del camino.

Con su configuración monocasco, basado en la plataforma MQB, podemos dar cuenta de que su enfoque principal es de un uso más citadino y sobre carretera que una intención aventurera, en el que un chasis de largueros resta comodidad, pero aumenta la resistencia en usos más agresivos.

Para poder mover al novedoso pick-up concepto de Volkswagen encontramos un VR6 FSI de 3.6 litros que produce 276 hp y 266 lb-pie de torque, que envía todo su poder a las cuatro ruedas mediante el sistema de tracción integral 4Motion de la marca y le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 8.5 segundos.

El sistema de tracción integral presenta un control activo que permite al conductor seleccionar entre diferentes modos de manejo, tanto fuera como dentro del camino en cuestión de segundos, para ajustar la respuesta de motor, y acelerador así como el reparto de la tracción entre los ejes.

El diseño muestra ciertas similitudes con el modelo Teramont sobre el cuál está basado, pero presenta características únicas de diseño. Como los nuevos faros LED que iluminan hasta la parrilla, similar a lo que vimos con el Atlas Cross Sport Concept que también se presentó en Nueva York.

La nueva fascia delantera incorpora elementos que le otorgan robustez y agresividad, e incorpora unos faros de LED muy al estilo de los que podemos observar en el T-Roc que se vende en Europa. En la parte trasera contempla también unas calaveras de iluminación LED que recorren todo el ancho de la tapa de la batea.

En la caja encontramos una serie de rieles ajustables, que recorren hasta la tapa de la caja permitiendo utilizarlos al momento de cargar con objetos muy largos y voluminosos manteniéndolos seguros gracias a esta inclusión. En el interior, notamos un espacio suficiente para cargar con 5 adultos, con unos asientos de corte deportivo, que intentan ofrecer un buen soporte lateral.

El diseño del tablero incorpora un diseño muy limpio con una enorme pantalla al centro con una leve inclinación hacia el conductor y en el tablero encontramos acentos de color brillante que le otorgan de un carácter juvenil muy interesante. Para sorpresa de nadie, en el tablero encontramos una versión del Digital Cockpit de Volkswagen que muestra la información en una enorme pantalla, incluyendo los modos de manejo del sistema de tracción integral 4Motion.

Lecturas que recomendamos: