Nueva York 2018: Mercedes-AMG C43 Coupé y Cabriolet

La recién presentada variante deportiva del sedán de la Clase C da paso a la versión coupe y cabriolet con mayor potencia y velocidad, gracias al renovado V6 turbo de 3.0 litros.

Hace apenas unas semanas, el nuevo sedán de Mercedes AMG fue presentado, junto con una serie de mejoras que lo posicionan dentro del juego de los sedanes deportivos junto a sus rivales, el BMW 340i y el Audi S5. Sin embargo, las versiones coupé de dichos modelos representan un nicho muy importante para este tipo de modelos, por lo que Mercedes-AMG ha decidido presentar una variante coupé y una cabriolet del popular C43.

El motor V6 bi-turbo que monta el sedán del C43 fue mejorado y ahora entrega 380 hp y 383 libras-pie de par motor a través de una también mejorada caja automática de nueve velocidades, que promete unos cambios de marcha más rápidos, gracias a una reprogramación del software de la caja.

Las mejoras realizadas incluyen un par de turbocargadores de mayor tamaño que indican una presión de hasta 1.1 bar (15.9 psi) para generar la potencia extra. El poderoso motor de 3.0 litros es capaz de lanzar al C43 Coupé de 0 a 100 km/h en tan sólo 4.7 segundos, al igual que el sedán. Mientras que el modelo cabriolet, al ser más pesado, alarga la cifra de aceleración apenas en 0.1 segundos.

La velocidad máxima de ambos modelos está limitada electrónicamente a 250 km/h, ofrece una amplia flexibilidad ya que el torque máximo es alcanzado desde las 2,500 revoluciones y se mantiene hasta las 5,000.

Una de las características más interesantes que integra la mejorada caja de 9 velocidades es la posibilidad de realizar múltiples cambios descendentes, para permitir bajar varias marchas sosteniendo la paleta de cambio del lado izquierdo del volante y no perder torque durante una desaceleración brusca.

También incluye un paquete opcional, que la marca denomina Drivers Package, que obliga al coupe deportivo a arrancar siempre en primera velocidad y a mantener la marcha seleccionada en modo manual, incluso cuando el motor llegue al límite de revoluciones.

Otra de las opciones que ofrece el renovado coupé es el AMG Track Pace, que permite transformarlo en un ingeniero de carreras virtual, recuperando datos desde 80 diferentes áreas del auto, para poder analizar datos como velocidad, ángulo de la dirección, aceleración lateral en curva y tiempos de circuito por sectores.

El sistema reconoce a los más famosos circuitos de carreras, como el Nürburgring, y puede grabar los recorridos en mapas 2D y 3D mientras se circula por algún circuito.

Ambos modelos mantienen el sistema de tracción integral 4MATIC, con una tendencia al eje trasero para entregar hasta un 69 por ciento al eje posterior, que van montados sobre una suspensión con resortes de acero y amortiguadores activos, que regulan su dureza en función del modo de manejo seleccionado.

Estéticamente hablando incorpora las mejoras de diseño que se presentaron con la actualización de su variante sedán hace unas semanas, como la nueva parrilla doble y el nuevo sistema de escape con salidas redondas.

En el interior, también encontramos las actualizaciones del sedán de las que destacan la enorme pantalla de 12.3 pulgadas, en lugar del tradicional clúster de instrumentos, con sus múltiples modos intercambiables, Classic, Sport o Supersport.

Recomendamos leer