No lo sabías: Existió un Mercedes-Benz Clase A con dos motores, el A38 AMG

¿Un coche con dos motores? Sí, este prototipo del Mercedes-Benz Clase A tenía un motor en cada extremo y 250 caballos de fuerza.

Este auto está basado en la primera generación del Mercedes-Benz Clase
A
y comparte muchos de los componentes con ese auto, incluido el interior y los paneles de la carrocería, todavía con el formato de pequeño monovolumen que sí formó parte de la oferta para compra de auto en México.

El Mercedes-Benz A38 AMG se fabricó en el año 2000 en volúmenes muy pequeños y se dice que solamente quedan cuatro autos, de los cuales los primeros dos les pertenecen a Linsday Fox, un empresario australiano y la propia marca Mercedes-Benz.

Los otros dos fueron obsequiados a los pilotos de McLaren Mercedes F1 en ese momento, Mika Hakkinen y David Coulthard.

Una mecánica de 250 hp y aceleraciones de miedo para un monovolumen

El A38 AMG tiene dos motores de cuatro cilindros y 1.9 litros, uno adelante en la posición conocida y uno más atrás para conseguir un total de 250 hp. El motor delantero envía la potencia a ese eje, pero el trasero puede encenderse con un switch para motivar al tren posterior.

Se emplea un mecanismo con un embrague permite que ambos propulsores funcionen al mismo tiempo y en condiciones de manejo regulares es posible apagar el motor trasero para ahorrar combustible.

Todo esto se traduce en una velocidad tope de 230 km/h y una aceleración a 100 km/h en 5.9 segundos, números muy respetables para un compacto de esa época. Por si fuera poco, los ingenieros a cargo usaron los frenos del Mercedes-Benz E55 AMG.

Ahora lee