Mitsubishi Montero Sport 2019: 7 apuntes

Es uno de los pocos SUVs auténticos que quedan en el mercado mexicano, uno casi único en su concepto si tenemos en cuenta también su rango de precios y uno de los productos más recientes del portafolio de la renovada Mitsubishi. Aquí algunas consideraciones de la Montero Sport 2019.

Mitsubishi Montero Sport 2019

1. De otra época

Mientras en algunos países de Latinoamérica o Asia hay opciones Diesel, en México la mecánica ofrecida es un V6 de tres litros que, por su edad, al menos asegura muchísima durabilidad, pues el bloque de código 6B3 vio la luz por primera vez hace unos 13 años con la anterior Mitsubishi Outlander, así que ya está de sobra conocido y corregido en lo que haya podido fallar.

Se trata de un motor aspirado de un árbol de levas con 24 válvulas, sometido a muy poco estrés al entregar solamente 216 caballos y 210 lb-pie de par. Por sus características, puede funcionar sin problemas con gasolina Magna, aunque no esperen que entregue más de 10 kilómetros por litro en condiciones normales.

2. La parte moderna

Y aunque el motor no es ningún exponente de lo más contemporáneo que hace Mitsubishi, en esta tercera generación de la Montero Sport se estrenó una caja automática de ocho velocidades del proveedor Aisin que sin ayudar tanto en la comedida aceleración (aunque lo hace), sí que brinda un desahogo a ritmos constantes en autopista al permitir bajar las revoluciones al mínimo cuando no es indispensable el máximo desempeño.

Su funcionamiento nos parece refinado y sus reacciones buenas, lo que creemos necesario cuando la potencia y el torque disponibles no sobran.

3. ¿Por qué es tan única?

Lo que distingue a la Montero Sport de prácticamente cualquier otro SUV de tres filas de asientos entre todo lo que hay por debajo de un millón de pesos es que se mantiene fiel a una construcción de una carrocería sobre un chasis de escalera/largueros, no un monocasco.

Por ende, su motor está puesto en posición longitudinal y se une al eje trasero en el caso de las versiones 4×2 y a las cuatro ruedas a través de un sistema tradicional con un eje delantero conectable manualmente, además de una caja reductora. Traducción: es un todoterreno auténtico de la vieja escuela, no un automóvil levantado.

4. Su base

La robusta plataforma de la Montero Sport parte, al igual que en sus predecesoras, de una pick-up, en específico de la L200. Este tipo de productos surgieron en Asia debido a la necesidad de un SUV más robusto y mejor preparado para caminos agrestes cuyo costo fuera menor al de opciones más tradicionales como la Montero (a secas).

Toyota hizo lo mismo con la Fortuner basada en la Hilux o Chevrolet con la Trailblazer sobre la Colorado asiática de Isuzu.

Interior Mitsubishi Montero Sport 2019

5. (Casi) sin competencia

En México es complicado encontrar un rival directo de la Montero Sport pues alternativas de tres filas como una Highlander, por poner un ejemplo, son hacen a partir de un automóvil y están mucho más orientadas a la conducción en asfalto.

La Mitsubishi apunta a un público más específico con necesidades que todavía contemplan terrenos hostiles o el uso off-road… y lo único con un enfoque así, aunque más lúdico, es un Jeep Wrangler Unlimited que no sienta más de cinco personas. Los japoneses tienen entre manos algo único en el mercado local.

6. Algunos cuidados

Muchos consumidores ya están acostumbrados a las camionetas modernas, cada vez más cercanas en su nivel de seguridad activa a un coche convencional, que perdonan errores de cálculo en una curva o una frenada y dan pie para viajar con mucha confianza.

Eso no quiere decir que con la Montero Sport no se viaje tranquilo, pero por su esquema de suspensiones más pensadas hacia la resistencia, un centro de gravedad más elevado, un peso cercano a las dos toneladas o un sistema de dirección más sencillo, hay que tener ciertas prevenciones con una estabilidad más delicada y expuesta a los movimientos bruscos, saberse anticipar como lo hacían los más veteranos con los SUVs de antes.

Son consejos que van más allá de las asistencias electrónicas para evitar accidentes, que no faltan en esta Mitsubishi al equipar de serie controles de tracción y estabilidad y un asistente en paradas de emergencia.

7. Para que tenga sentido

Y aunque por 645,700 pesos ya se puede adquirir una Mitsubishi Montero Sport 2019, dicha cantidad de dinero es para la versión 4×2, útil para remolcar o para caminos de terracería que no le pidan mucho al sistema de tracción, pero si se va a elegir un todoterreno que sacrificará en su manejo en asfalto o en un poco de comodidad de suspensión, creemos que vale la pena irse de una vez por las 4×4, que van desde los 723,700 pesos hasta los 754,400 de acuerdo al equipamiento, que en la SE Plus ya muestra elementos tan modernos como el control de crucero activo, si bien las SE vienen muy completas con faros LED, monitoreo de punto ciego, Apple CarPlay y Android Auto o cámara de estacionamiento con visión de 360 grados.

Ahora lee:


En la mayoría de los casos, https://soloautos.mx/ asiste al lanzamiento de vehículos nuevos por invitación de los fabricantes y/o distribuidores de vehículos a través de la editorial de Autología.

Los precios que se muestran son solo una "guía de precios", según la información que nos proporcionó el fabricante al momento de escribir el contenido editorial.
Al comprar un vehículo, siempre confirme el precio actual con el vendedor de un vehículo y/o los accesorios disponibles.

Las opiniones expresadas en la editorial de https://soloautos.mx/ son las del autor y no necesariamente del personal y colaboradores de soloautos.mx que asisten al extranjero y localmente a los eventos como invitados de los fabricantes e importadores.

Para más información, consulte nuestros Términos y Condiciones.

;