Mini John Cooper Works Convertible ya disponible en las distribuidoras con 231 equinos rabiosos

Con motivo de La Carrera Panamericana que se realiza en México cada año, la firma británica ha develado al convertible más picante y veloz de su gama que está disponible inmediatamente en los concesionarios de la marca. El nuevo Cooper Works Convertible mantiene la esencia de los más radicales de la casa con suspensión, tren motriz y aerodinámica derivada de las competencias, pero a todos estos factores agresivos suma el ya tradicional aspecto carismático que ha distinguido a los convertibles de Mini los últimos años.

Monta el motor más potente que ha ofrecido la marca en la historia y es compartido con las versiones John Cooper Works con carrocería hatchback y también con algunos autos de BMW, propietaria de la marca británica. Se trata de un inédito bloque de 2.0 litros y 4 cilindros capaz de mandar hasta 231 equinos a las ruedas delanteras gracias a tecnologías inteligentes como el turbocargador de geometría variable e inyección directa de combustible. Es también gracias a estas tecnologías que el nuevo convertible deportivo puede entregar 16.4 kilómetros por litro en el ciclo de manejo mixto y emitir 143 gramos de CO2 por kilómetro.

El frontal destaca por la enorme toma de aire, totalmente funcional, y necesaria para alimentar de aire al turbocargador. Los escapes, estribos, salpicaderas y alerón acentúan la personalidad marcadamente deportiva del nuevo automóvil. El techo retráctil de lona es totalmente eléctrico y es posible abrirlo o cerrarlo totalmente en 18 segundos y aun si el vehículo se encuentra en movimiento, hasta velocidades de 30km/h o menos. El sistema Mini Connected mantiene al conductor informado sobre el clima para que, si se aproxima una tormenta, el conductor cierre el techo y se mantenga a salvo de la lluvia. Como en versiones hatchback, es posible personalizarlo con la tradicional bandera en el techo de lona, pero en este caso va entretejida en la superficie en lugar de pintada.

El interior combina dos atributos interesantes, aunque es claramente deportivo no se olvida del toque Premium con materiales y plásticos de la calidad que esperamos y conocemos de Mini. Incorpora asientos deportivos especiales, molduras en las puertas y volante específico con paletas de cambio. Complementa el interior con el sistema de info-entretenimiento que funciona de la mano con los teléfonos inteligentes e interactúa con ellos pudiéndose conectar a diversas redes sociales.

Precio: $610,900

Motor:

L4 2.0L turbocargado; 231hp @5,000-6,000rpm y 236lb-ft @1,250-4,800rpm

Transmisión:

Automática; 6 velocidades

Aceleración 0-100km/h: 6.5 segundos

Consumo mixto estimado: 16.4km/L

Emisiones CO2: 143g/km (ciclo UE)