MINI Edición 60 Años, homenaje de aniversario

Cambios visuales y disponibilidad con carrocerías de tres y cinco puertas. Seguramente lo veremos en México de aquí a pocos meses.

Ya casi son 60 años desde que saliera el Mini (sin mayúsculas) original de BMC en 1959, que causó revuelo por su buena relación tamaño/espacio gracias a su configuración de motor transversal y tracción delantera (algo que no era frecuente en su época como ahora) y por un manejo ágil que le dio muchos triunfos en el mundo de la competición.

Tras la entrada de BMW al momento de reinventar este ícono de la cultura del Reino Unido, este auto se transformó en uno de los primeros subcompactos con un enfoque de lujo y ahora celebra sus 60 años de existencia con una edición que, además, de cierta forma empieza a despedir a la vigente generación (F5x), revelada oficialmente a finales de 2013 como modelo 2014.

Por supuesto, lo que más va a resaltar es la tonalidad de la carrocería, en el clásico British Racing Green, aunque hay alternativas en azul, gris, plata o negro, que es posible combinar con líneas en blanco o negro de diseño específico para esta variante de aniversario, a lo que se suman unos rines de 17 pulgadas también inéditos. La pieza donde se aloja el repetidor del intermitente también incluye un emblema conmemorativo.

A bordo, no faltan tampoco los detalles propios por los 60 años, que van desde emblemas en los estribos hasta acabados en las molduras de tablero y puertas cuyo aspecto se pensó, junto a las vestiduras, solo para esta serie limitada de coches. En las cabeceras y el volante habrá un logo referente a las seis décadas. También se modificó la proyección LED que al abrir la puerta del conductor aparece sobre el suelo.

El MINI en México se comercializa con motores a gasolina de tres o cuatro cilindros, el primero en el Cooper es un 1.5 de 136 caballos, mientras los Cooper S y John Cooper Works optan por un 2.0 graduado, respectivamente, a 192 ó 231 hp.