Mercedes-Benz Clase E All-Terrain 4×4 Squared, lo que pasa cuando un ingeniero alemán tiene un tiempo libre

A diferencia de otras marcas Premium, a las que comúnmente se les recuerda solamente por sus sedanes de súper-lujo y coupés deportivos, Mercedes-Benz tiene mucha historia y experiencia fabricando autos todoterreno sumamente capaces que devoran cada kilómetro de camino sin asfaltar con aparente facilidad.

Mercedes-Benz fabrica la Clase G, uno de los más eficaces en este aspecto, junto con sus versiones 4×42 y la bestial 6×6. El primero de ellos, el G500 4×42 es el que ha servido como inspiración de esta nueva wagon super capaz.

El ingeniero Jürgen Eberle pensó que la Clase G no tenía porque ser el único modelo que tuviera toda la atención en la gama de todoterrenos, y por eso se puso a trabajar con el chasis de la Clase E, agregando ejes portables especiales, similares en diseño a los de las ya citadas ediciones especiales de la Clase G.

Estos ejes logran que el centro del rin quede por debajo de la suspensión, ganando centímetros muy valiosos de altura respecto al suelo. A diferencia de la Clase G, la Clase E cuenta con suspensión independiente en las cuatro esquinas, y según sabemos, el verdadero reto fue el de adaptar los ejes portables a una suspensión de este tipo.

El proyecto comenzó como un experimento, queriendo averiguar si era posible montar los ejes de la Clase G a una Clase E, pero después de comenzar, algunos compañeros ingenieros se unieron al proyecto para apoyarlo. Las salpicaderas ensanchadas se fabricaron a través de la impresión tridimensional, uno de los diseñadores ayudó con el terminado mate y un ingeniero de Mercedes-AMG logró entregar todo el tren de rodaje en menos de 2 semanas.

El proyecto funcionó, esta Clase E cuenta con 42 centímetros de altura respecto al piso, duplicando lo del modelo estándar y superando hasta 50 centímetros de agua sin complicaciones. Se produjeron nuevos componentes de suspensión que permitieron acoplar el nuevo esquema con el que montan los Clase E.

Se usan llantas de 285/50 R20 provenientes de la ya desaparecida Clase R y el ancho total crece por 20cm. Este modelo cuenta con un motor V6 de 3.0 litros que se monta en el E400, con doble turbocargador que entrega 333 caballos de fuerza a las cuatro ruedas a través de una caja automática de 9 marchas.

Nota original publicada en SoloAutos.mx