Mercedes-Benz Clase A Sedán, llegará en 2018 acompañando al CLA y podría fabricarse en Aguascalientes

Ante la buena respuesta que han tenido la mayoría de los mercados mundiales hacia los autos Premium de entrada, Mercedes-Benz se prepara para reforzar su gama. Con la más reciente camada de autos de este tipo, incluido el rediseño del Audi A3 y el inminente BMW Serie 1 Sedán, la marca de la estrella traerá al mercado una variante con tres volúmenes de la Clase A.

Estos autos, que a diferencia de sus hermanos mayores usan o usarán plataformas con motor transversal y tracción delantera, se han vuelto una necesidad para las marcas de lujo porque los sedanes que anteriormente fungían como la entrada a la gama, modelos como el Audi A4, BMW Serie 3 o el propio Clase C, han crecido demasiado en dimensiones y ahora son percibidos como autos para un público más maduro.

Las marcas han visto la oportunidad de llegar al mercado joven que busca adquirir su primer auto Premium, pero que no desea gastar demasiado dinero en ello. Adicionalmente, Audi ha demostrado que es posible desarrollar un coche con un comportamiento dinámico ejemplar y sensaciones de auto Premium usando una plataforma de tracción delantera y sin la necesidad de recurrir a una con motor longitudinal, el mejor ejemplo en el que podemos pensar es el A3.

Por su parte, Mercedes-Benz intentó lo mismo con el CLA, pero los clientes buscaban un auto de aspecto más tradicional con un nivel más alto de habitabilidad y versatilidad, no un coupé de 4 puertas. Introducirán en el próximo Salón de Shanghái al Clase A Sedán, que en lugar de sustituir al CLA, se posicionará como una alternativa distinta en el mismo segmento, mientras que CLA entregará un aspecto radicalmente diferente la siguiente generación para diferenciarse del A Sedán y atraer a un nuevo segmento de clientes.

Primero lo veremos con un auto concepto, basado en el Aesthetics A que se presentó en los estudios de diseño de la marca hace unos meses, pero deberá entrar a producción para mercados globales en 2018 y su comercialización en tierras aztecas es casi un hecho.

El nuevo auto, como toda la nueva generación de autos compactos de Mercedes-Benz, acomodará un innovador interior con el estilo de doble pantalla presentado en la Clase E, buscando competir con el Virtual Cockpit de Audi que francamente se ve muy bien y resulta útil, practico e intuitivo.

Hartmut Sinkwitz, directos de diseño interior en Mercedes-Benz confesó a Motoring.com.au que la cabina de la próxima Clase A será “familiar, pero muy radical, única y con un aspecto innovador.”

La actual generación de la Clase A se lanzó en 2012, y desde el monovolumen que recordamos de la década de los noventas ha evolucionado considerablemente hasta convertirse en el hatchback Premium con manejo deportivo que es actualmente, incluyendo la posibilidad de montar un motor con más de 380 caballos fuerza. La cuarta generación dará otro salto importante.

La explosión en este segmento Premium de entrada es tal que, en los últimos 5 años, Mercedes-Benz ha colocado más de 2 millones de unidades en todo el mundo en este segmento.

Podría producirse en México

Este nuevo auto, como todos los demás de la gama de entrada de Mercedes-Benz [Clase A, Clase B, CLA y GLA] serán fabricados en una evolución de la plataforma MFA de tracción delantera.

Según sabemos, el complejo de COMPAS que Mercedes-Benz está construyendo en el estado Aguascalientes en conjunto con Infiniti podría estar habilitado para producir vehículos con esta plataforma para todo el continente americano, incluidas variantes de ambas marcas.

No es una novedad, Estados Unidos es un mercado que gusta de los sedanes más que de los hatchbacks, razón por la cual el Clase A hatchback no se comercializa en nuestro vecino país. Un sedán con tres volúmenes bien definidos sería perfecto para comercializarse en aquel mercado y naturalmente, la planta más cercana para proveer los autos, es la de Aguascalientes.