Mazda ya prepara los motores SkyActiv de segunda generación, y serán revolucionarios en toda regla

La marca de Hiroshima, que ya rompió paradigmas con la primera generación de sus motores SkyActiv, planea hacer lo mismo con la segunda iteración. Se espera que estos bloques entreguen consumos 30% menores que los actuales, que ya de por sí se colocan de entre los mejores en sus respectivos segmentos en este aspecto.

Según medios japoneses, Mazda será la pionera en esta nueva tecnología denominada encendido por compresión de carga homogénea (HCCI por sus siglas en inglés), con relaciones de compresión mucho más altas que las que manejan actualmente los motores de gasolina que conocemos.

La gama actual de motores SkyActiv utiliza una compresión muy alta para motores aspirados de gasolina, de 14:1, pero se espera que esta nueva familia de motores eche mano una compresión todavía más alta, de 18:1, similar o incluso mayor a lo que vemos en algunos motores diésel.

Las presiones que manejan estos motores son tan altas que, como sucede con los motores diésel, el uso de bujías no será necesario para encender la mezcla aire-combustible dentro del cilindro. En el pasado, otras armadoras ya han utilizado esta tecnología en motores experimentales, pero han tenido problemas de combustión prematura, razón por la cual nunca llegó a producirse en masa. El calor liberado por la combustión a altos regímenes de giro también había sido un problema.

Aún no se sabe cómo será el ciclo de combustión en el nuevo motor de Mazda o como es que harán para cumplir con las regulaciones de emisiones anticontaminantes, pero los ingenieros prometen que se lograrán consumos más bajos y menores emisiones provenientes del escape.

El primer modelo en montar estos motores podría ser la siguiente generación del Mazda3, que podría hacer su debut oficial para finales del año 2018, y su llegada a México está planeada para 2019 o 2020. Estos avances prueban que, a pesar del surgimiento de los autos híbridos y eléctricos, los motores de combustión como los conocemos seguirán refinándose y perfeccionándose, para mover a las masas durante los próximos años con consumos y emisiones más bajas.

Junto a las nuevas tecnologías HCCI, también hay reportes de que la firma japonesa se encuentra desarrollando un vehículo 100% eléctrico que planea comenzar a producir en el año 2019. Dos años más tarde, en 2021, llegará al mercado la nueva generación de propulsores híbridos enchufables.

Sabemos que Mazda continuará usando motores de gasolina convencionales al menos hasta el 2030, momento en el que espera que las tecnologías eléctricas se vuelvan viables en la mayor parte del mundo.