Más detalles sobre el incremento de potencia para el Mazda MX-5 2019

El roadster deportivo por excelencia tendría un incremento de potencia para el año modelo 2019; y así es como lo logrará

Tal como reportamos hace un par de semanas, la revista estadounidense Road & Track encontró un VIN para el MX-5 2019 que demostraba que el auto tendría un incremento de potencia sustancial para el 2019, de 155 a 181 hp, pero no se sabía exactamente como conseguiría esa potencia más allá de la incorporación de una nueva cabeza al motor SkyActiv-G de 2.0 litros.

Ahora, en un documento filtrado de la filial canadiense de Mazda y publicado por Miata.net, sabemos exactamente qué cambios veremos en el propulsor. Hay que enfatizar que no veremos al nuevo SkyActiv-X, ese motor queda reservado para el próximo Mazda3 y seguramente se estrenará en el MX-5 hasta el cambio generacional. Tampoco veremos al 2.5 litros, cosa que agradecemos porque el bloque más grande alteraría la distribución de pesos.

El nuevo motor tendrá válvulas de admisión y escape de mayor tamaño para optimizar el flujo de aire dentro de la cámara de combustión, además de que el área transversal también se verá incrementada.

El escape también será rediseñado para entregar un flujo de aire más libre, con salidas de aire más grandes del lado de admisión. También habrá modificaciones internas, con pistones y barras más ligeras que permitan tener una menor inercia y, por lo tanto, pueden llevar al motor más alto de vueltas, así como también un cigüeñal optimizado para operar a rpms más altas.

Con mayores revoluciones, vendrían también mayores vibraciones, por eso Mazda se deshará del volante de motor de masa simple para instalar uno de doble masa y baja inercia, en un intento de encontrar un mejor balance.

Todas estas modificaciones alterarán de forma notable las sensaciones de manejo de uno de los autos más puros en el mercado. El auto tendrá más potencia, y no es que necesitara, pero si viene con un peso similar, siempre es bienvenida.