Los conductores jóvenes son más peligrosos al volante cuando viajan con otros jóvenes

El aumento en la tasa de fatalidad por accidentes de tránsito es preocupante, y parece que los conductores primerizos son más peligrosos cuando viajan con personas de su misma edad.

Las estadísticas recolectadas por el organismo norteamericano reconocen que las fatalidades de los conductores adolescentes han disminuido casi un 40 por ciento, pero los accidentes con conductores jóvenes tienen más víctimas fatales que el promedio.

Aproximadamente 1,053,000 accidentes involucraron a conductores adolescentes en Estados Unidos, lo que resultó en 3,270 muertes, dejando una tasa de mortalidad de 11.4 lesiones fatales por cada 10,000 personas involucradas.

Como es de esperarse, manejar a exceso de velocidad en horarios nocturnos es considerado un factor de riesgo importante entre los choques con conductores adolescentes.

Dentro de los accidentes de este tipo en los que se involucra a los conductores jóvenes que conducían a exceso de velocidad, existe una tasa de de 35 muertes por cada 10,000 personas involucradas, mucho más alto que el promedio.

Mientras tanto, para los accidentes ocurridos en horarios nocturnos que involucran a un conductor adolescente, la tasa de mortalidad muestra 32 muertes por cada 10,000 personas involucradas.

Lo más preocupante es que según los reportes obtenidos, la tasa de incrementa hasta en un 51 por ciento cuando los conductores adolescentes viajan con otros adolescentes a bordo, comparado contra las ocasiones en las que viajan solos.

De esta manera, la presencia de otros adolescentes dentro del vehículo incrementa las posibilidades de sufrir lesiones fatales, no solo para los ocupantes del vehículo, también para otros usuarios que comparten las vías públicas con ellos.

Cuando un conductor joven es acompañado por uno o más adultos de 35 años de edad, la tasa de fatalidad decrece cerca de un 8 por ciento comparado con los accidentes en los que solamente hay adolescentes en el vehículo.

Ahora lee