Los 7 coches más potentes del mercado con motor de cuatro cilindros

Hace poco más de una década, los deportivos de alto vuelo con motores de más de seis cilindros ofrecían un rango de potencia de entre 300 y 400 HP. Hoy, ya no es una misión imposible que los motores de cuatro pistones turboalimentados alcancen y hasta superen esos niveles de caballaje. Para comprobarles que la sobrealimentación es maravillosa, aquí tienen a los 7 modelos que lideran este ranking deportivo en nuestro país.

No sólo es sobrealimentación, también le debemos estos niveles de potencia a la inyección directa de combustible, a la distribución variable y a los mapeos que permite la electrónica hoy en día. Todos los ejemplares que están a punto de repasar se venden en México y ofrecen muchos, pero muchos caballos.

Mercedes A45 AMG

Este hatchback deportivo alemán sigue ofreciendo el nivel de potencia más alto en un motor de cuatro pistones. Primero, llegó ofreciendo 365 caballos, pero después tuvo que ponerse a punto para seguir conservando su corona. El impulsor es un 2.0 litros con 380 HP, que logra hacer un 0 a 100 km/h en 4.2 segundos y alcanza una velocidad punta limitada de 250 km/h.

Ford Focus RS

Aunque muchos dudan sobre su potencia final, el RS definitivamente tiene un nivel de potencia superior a sus rivales directos por precio. Este norteamericano integra un L4 turboalimentado de 2.3 litros que rinde 350 HP y entrega un par máximo de 347 lb/pie de torque máximo. Con este caballaje, la marca anuncia un 0 a 100 km/h en 4.7 segundos, aunque nosotros logramos sacarle en nuestras pruebas 5.9 segundos.

Porsche 718 Cayman S

Si bien es cierto que el 718 Cayman comparte este escalón con el 718 Boxster, el desempeño del coupé es ligeramente más dinámico que en el convertible biplaza. Se ofrece un 2.5 litros sobrealimentado que genera el mismo nivel de potencia que el Focus RS, sin embargo, estos alemanes pueden ir equipados con una transmisión automática de doble embrague PDK que permite realizar el 0 a 100 km/h en 4.4 segundos.

Ford Mustang EcoBoost

Este motor ha sido uno de los más polémicos en los últimos años debido a que es incorporado en un Mustang, mismo que siempre se caracterizó por echar mano de impulsor V8 de 5.0 litros. Para los entusiastas del icono americano no gusta, pero es un hecho que sus 310 HP provenientes del mismo 2.3 litros del RS, son suficientes para entregar sensaciones deportivas.

Honda Civic Type R

El recién llegado japonés es una de las gratas sorpresas que hemos podido manejar este año. Aunque en Europa se ofrecen 320 HP, a México llegó con 306 equinos provenientes de un L4 de 2.0 litros que a su vez, hace equipo con una transmisión manual de seis cambios. El motor del Type R es tan bueno, que actualmente entrega el récord en Nürburgring como el coche de tracción delantera más rápido.

Subaru WRX STI

Un asiático que no se voltea a ver mucho, pero que sin duda, ofrece un desempeño envidiable para los alemanes. El motor es un bóxer de 2.5 litros turboalimentado con 300 HP y 300 lb/pie de par motor y la transmisión es de accionamiento manual con seis escalones. Es cierto, el motor es una delicia por su configuración, pero el bastidor y el esquema de suspensiones también resulta fabuloso.

SEAT León Cupra

En Europa se ofrece con 300 HP, pero para no canibalizarse con el Audi S3, SEAT decide traerlo con el mismo nivel de potencia de su hermano alemán. El motor es un viejo conocido en el Grupo Volkswagen, hablamos del 2.0 litros TSI que se integra también en el S3, TTS y Golf R, pero en este caso se ofrecen 290 caballos de potencia. Gracias a la transmisión automática de doble embrague DSG, este español logra un 0 a 100 km/h en 5.6 segundos.