Los 5 autos de película que para nosotros tienen un Oscar asegurado

Quizás la “actuación” de estos autos de película no convenció a La Academia, pero para nosotros tienen el Oscar

EL mundo de las películas es un mero reflejo de la sociedad, en donde también los sueños de los directores y escritores se proyectan en las historias que algunas veces, se centran en los autos o simplemente éstos, juegan un papel muy importante dentro de la trama. Incluso dentro de la más reciente película del mexicano Alfonso Cuarón, Roma, que acaba de ser nominada a múltiples Permios Oscar. Sin embargo, para nosotros ¿Cuáles son los mejores autos dentro de las películas que merecen un Óscar? Aquí nuestros nominados.

Aston Martin DB5 1964 por: Saga James Bond 007

No podemos empezar a listar los automóviles de película más interesantes de nosotros, sin hablar del legendario Aston Martin DB5, el auto elegido por el agente secreto más famoso del mundo y una de las razones por la que muchos niños, se convirtieron en entusiastas de autos.

El magnífico deportivo inglés tiene una presencia importante dentro de las múltiples historias del espía británico, que le permitía, escudarse de las balas de los villanos, mientras escapaba con cortinas de humo y trampas de aceite, mientras devolvía el fuego mediante metralletas incluidas.

El DB5 estuvo presente al lado de Sean Connery en la película de Goldfinger e incluso volvió a la pantalla a los mandos de Daniel Craig en 2012, en la película de Skyfall. Legendario.

DeLorean DMC12 1981 por: Saga de Volver al Futuro

Otro de los favoritos es sin dudas el DeLorean DMC12, el vehículo escogido por el científico Emmet Brown, para poder Regresar al Futuro y entender mejor la historia de nuestro universo. “Si vas a viajar por el tiempo, ¿Por qué no hacerlo con estilo?” comentaba el personaje de Christopher Lloyd a un joven Michael J. Fox, justificando su elección.

El emblemático deportivo americano, creado por John DeLorean, destaca de muchos vehículos por tener una carrocería fabricada completamente en acero inoxidable y presentar puertas en estilo de “Alas de gaviota”.

El excéntrico deportivo se produjo solamente entre 1981 y 1982, produciendo únicamente, cerca de 8 mil ejemplares, los cuales son altamente codiciados por los coleccionistas hoy en día.

Ford Mustang
Shelby GT500 1967 (Eleanor) por: 60 Segundos

Otro de los modelos de autos más recordados en la historia de los autos de cine recientes es claramente el Ford Mustang Shelby GT500 de 1967, que Nicolas Cage, nombra Eleanor, mientras se dispone a robar una larga lista de modelos exóticos en tan sólo una noche, para salvar la vida de su hermano.

A pesar de que es una película centrada en los autos, con una gran cantidad de modelos deportivos y exóticos, como un Jaguar XJ220, que hace un pequeño cameo, o un Ferrari GTB 4 Daytona, Eleanor, se roba el Show en una de las persecuciones mejor logradas en la historia reciente.

Uno de los mejores trabajos de Caroll Shelby, el GT500 del 67, utilizaba un magnifico V8 de 7 litros de desplazamiento que generaba más de 330 hp, una bestialidad para ese entonces.

Austin Mini Cooper 1969 por: Italian Job

Un trío de pequeños y escurridizos Austin Mini Cooper, son los principales protagonistas junto a Michael Caine, en la cinta de Italian Job de 1969, huyendo de la justicia italiana entre las complicadas calles de Turín, mientras llevan un cargamento de lingotes de oro, procedentes de la fábrica de FIAT.

El pequeño Mini Cooper es uno de los íconos de la historia automotriz, que, siempre se caracterizó por tener un manejo ágil, capaz de enfrentar a autos de mayor cilindrada y poder en las competencias de carreras en Europa y llegando a quedar victorioso en el Rally de Montecarlo en los años 60s, gracias a las modificaciones de John Cooper.

La aventura de la película está llena de escenas de acción y acrobacias que resaltan las características dinámicas de los pequeños vehículos, mientras son perseguidos por los carabinieri a bordo de Alfa Romeos entre el tráfico de Turín.

Ford Mustang GT350 Fastback 1968 por: Bullitt

Otro Ford Mustang es el principal protagonista de otra de las películas favoritas de todos los tiempos, casi capaz de opacar la magistral actuación de Steve McQueen, quién interpreta a un detective que se encarga de perseguir a los villanos que mataron a un testigo de un crimen que se encontraba bajo su protección.

Creemos que no hace falta mencionar que se trata de un Ford Mustang GT350 Fastback de 1968 en color verde “Highland” el encargado de llevar a Steve McQueen a toda velocidad por las calles de San Francisco, California mientras persigue a un Dodge Charger entre las colinas de la ciudad.

Este modelo es tan emblemático que Ford ha sacado dos versiones especiales de su auto en venta, para conmemorar la excelsa actuación en uno de los filmes que definió todas las persecuciones que tanto nos gusta ver en el cine.

A pesar de que existen otros muchos modelos protagonistas en las películas, como los Audi S8 y los Mercedes-Benz W124 que actúan junto a Robert DeNiro y Jean Reno en Ronin, o el Ford Gran Torino que dio nombre a la película de Clint Esatwood ocasionando un drama en torno al amado automóvil o el Mini Cooper que ayuda a Matt Damon a escapar de las autoridades francesas en la película de Identidad Desconocida, creemos que nuestros nominados son los verdaderos ganadores y merecen estar nominados para el Oscar.

Y el ganador es:

El Ford Mustang GT350 Fastback de 1968 por su sublime actuación junto a Steve McQueen en el filme de acción Bullitt. Simplemente porque definió la manera de realizar una persecución en la gran pantalla, simplemente un parteaguas de la historia del cine.

Ahora lee: