Las entrañas de un Tesla Model 3 al descubierto, analistas encuentran fortalezas y debilidades

Un grupo de ingenieros analistas dedicados a la ingeniería de reversa desarmaron un Tesla Model 3 para conocer todos sus secretos de fabricación.

Después de haber pasado más de 6,600 horas desarmando por completo un Tesla Model 3, un grupo de ingenieros dedicados a realizar evaluaciones comparativas de automóviles ha podido revelar los detalles de fabricación de uno de los modelos más esperados en los últimos años.

Sandy Munro, el especialista en ingeniería de reversa, comenta que en comparación con los BMW i3 y Chevrolet Bolt, el Model 3 es más costoso y complejo de ensamblar, lo que disminuye el margen de ganancia de Tesla.

Muchas de las partes que conforman al sedán eléctrico son demasiado complicadas, caras e innecesariamente pesadas según el análisis de los especialistas y cita ejemplos en donde según su experiencia, la marca californiana podría solventar sus problemas de fabricación y al mismo tiempo, generar unas ganancias mayores.

Una de las partes más complejas del Model 3 se encuentra en el chasis y la carrocería, en donde según los expertos, los sub-ensamblajes de aluminio y acero para contener el paquete de baterías está sobrado y es un área importante para la reducción de peso y costo.

También hablaron de las tolvas de las llantas que, en lugar de ser fabricadas de una sola pieza, necesitan más de ocho partes y un proceso de armado que también impacta los costos.

En total, una lista de 227 sugerencias de fabricación y/o ensamblaje fue enviada a Tesla para su consideración y la optimización de los costos, de la cual no hubo respuesta oficial por parte de la marca, salvo que se trata de un modelo fabricado en 2017, y desde ese entonces, el proceso de manufactura ha aumentado su eficiencia y calidad, aunque se trabaja en las mejoras continuas.

A pesar de que los analistas consideran que al tratarse de una compañía nueva, la mayoría de las fallas son por la falta de experiencia, no dejan de contar los puntos más que sobresalientes.

Uno de los apartados a destacar, el tema de las baterías, con un significativo avance en comparación a sus rivales automotrices.

También resaltan el desempeño generado por los motores eléctricos, más eficientes y ligeros que los de sus competidores. En total, el estimado de costo de producción del Model3 se estima en $34,700 dólares y tiene un precio de venta de alrededor de $50,000 dólares en la versión desmantelada.

Al final, los ingenieros determinaron que, de simplificarse su método de construcción con las sugerencias expuestas, podrían incluso ser mucho menos costosos que los ejemplares de BMW y Chevrolet, aún cuando éstos tienen mucha experiencia en comparación a Tesla.

Ahora lee: