Las claves de compra más importantes del Volkswagen Polo 2019

Espacios Creativos

El Volkswagen Polo se ha convertido en un subcompacto sumamente relevante en el mercado mexicano desde su regreso en el 2012, estos son sus cinco puntos clave.

Aspecto juvenil

El Volkswagen Polo es un auto que toma muchos de los atributos de los Volkswagen de mayor tamaño y los integra en un vehículo de menores dimensiones, con carrocería hatchback que es muy popular entre los compradores jóvenes, además de que presenta la posibilidad de cargar objetos más grandes gracias a que la boca de la cajuela es más grande que en un sedán.

Nivel de equipamiento

El Polo cuenta con un amplio nivel de equipamiento, especialmente en las nuevas versiones Design & Sound que llegan para el 2019. Contempla rines de aluminio de 16 pulgadas, pantalla táctil de 6.5 pulgadas con interfaces móviles, audio de cuatro bocinas, aire acondicionado, equipo eléctrico y faros antiniebla.

Todas las versiones están disponibles con caja manual de cinco relaciones o una automática Tiptronic de seis cambios.

Diseño europeo

Como tal, el Polo viene de India, pero el diseño original fue llevado a cabo para la versión de Europa, que se mantiene intacto en el ejemplar que llega a México.

Equipo de seguridad

Todas las versiones del Polo cuentan con dos bolsas de aire frontales, frenos antibloqueo con distribución electrónica de fuerza y anclajes ISOFIX para sillas de bebé,además, se basa en la plataforma del Vento, que obtuvo cinco estrellas en las pruebas de impacto de Latin NCAP.

Dinámicas de manejo

El Polo echa mano de un propulsor muy conocido y probado dentro de la marca. Se trata del motor de 1.6 litros de desplazamiento con 105 hp, que tiene un buen balance entre eficiencia y desempeño.

Además, los modales del auto en marcha son muy parecidos a los europeos, firme, con una buena calidad de marcha en caminos irregulares y presentando muy poco balanceo de la carrocería en curvas, que le dará más confianza al conductor en caminos de alta velocidad.

Por: Fred Shabot

Ahora lee: