Lamborghini Centenario, el toro más rabioso parte plaza en México

Con la finalidad de conmemorar el centenario del nacimiento de Ferruccio Lamborghini, la armadora de Sant’Agata realizó 40 unidades de este exclusivo deportivo, que en realidad, se basa en el no menos impresionante Aventador LP 700-4. Sorpresivamente, se acaba de confirmar la llegada de uno de estos ejemplares a nuestro territorio.

Siguiendo el linaje de los exclusivos Reventón, Sesto Elemento, Aventador J y Veneno, el Centenario se planta como un impresionante superdeportivo de edición limitada que tendrá 40 unidades, 20 de ellas con carrocería cerrada y 20 con corte roadster. Al igual que en el Aventador SV, este nuevo italiano está impulsado por el conocido motor V12 atmosférico, pero en esta ocasión, es llevado hasta los 770 HP convirtiéndose en el propulsor más potente de la casa del toro. Asimismo, dispone del sistema de tracción integral de la firma y con ello consigue un 0 a 100 km/h en 2.8 segundos y una velocidad máxima superior a los 350 km/h.

Las mejoras también llegan en el apartado de peso, y es que este “Lambo” edición especial tiene una relación peso/potencia de 1.97 kg/HP, por lo que nos encontramos con un peso vehicular total de 1,520 kilogramos. Todo esto es fruto de la construcción ligera en fibra de carbono, tanto el chasis monocasco como los paneles de la carrocería son creados en este material.

En el apartado de tecnología y seguridad, el Centenario monta la suspensión magneto-reológica, la dirección activa y un nuevo sistema de dirección en las cuatro ruedas. Su funcionamiento es similar al del nuevo Ferrari F12 tdf o al del Porsche 911 GT3 RS (991), es decir, a poca velocidad las ruedas traseras giran en sentido contrario a la delanteras y, en altas velocidades, giran sincronizadas para proporcionar mayor estabilidad.

El habitáculo por su parte, está repleto de fibra de carbono, Alcantara y novedosas tecnologías de conectividad y entretenimiento. Además encontramos telemetría activa con la cual podemos medir y comparar nuestra conducción en circuito.