La interferencia inalámbrica será un problema para los autos autónomos

Las marcas que actualmente desarrollan vehículos autopilotados y conectados se encuentran con un problema muy antiguo que tiene ver con la interferencia ocasionada por otros dispositivos.

Mejor conocida como interferencia electromagnética, este tipo de señales tienen su origen desde los primeros días de la tecnología de radio y pueden tener efectos negativos en la forma en que operan los chips de computadoras, según reporta Automotive News.

“Piensa en todos los radios que hay reportando afuera; tienes algunos problemas significativos,” dijo Rahul Razdan, un investigador de la Universidad Politécnica de Florida que tiene experiencia en el ramo de los autos conectados.

Ese problema salió a la luz cuando Mobileye comenzó a probar un prototipo autónomo en Jerusalem el pasado mes de mayo, solo para que el vehículo se pasara una luz roja en las presentaciones a medios. El CEO de la compañía, Amnon Shashua, culpó las señales de las cámaras de una emisora local de TV por haber interrumpido el transpondedor del semáforo que le envía la información a los vehículos.

“Fue una situación única,” dijo Shashua. “Nunca hubiéramos anticipado algo como esto.”

En realidad, muchos fabricantes de autos se han tenido que enfrentar a la interferencia electromagnética de muchos tipos de tecnología, como los de cargadores inalámbricos o sus propios sistemas electrónicos de dirección.

El problema es tener que encontrar a la fuente de la interferencia, mientras que los sistemas inalámbricos pueden complicar más las cosas – especialmente en los centros de las grandes ciudades en las que normalmente se encuentran los centros de desarrollo de los autos autónomos.

Ahora lee