La electrificación ya ha llegado demasiado lejos: Jaguar convierte un E-Type clásico a eléctrico

Una de las marcas de autos con más historia del mundo acaba de anunciar que para 2020 todos sus modelos tendrán, al menos como opción, algún tipo de electrificación. Esto no quiere decir que para entonces todos los Jaguar pasen a ser totalmente eléctricos, el motor de combustión no va a ningún lado, pero siempre habrá la posibilidad de elegir un tren motor asistido por electricidad cuanto menos.

Vaya eso lo entendemos, de hecho, antes de eso Jaguar pondrá a la venta al I-Pace el año entrante con un propulsor cien por ciento eléctrico. Es la dirección que ha tomado la industria y nos parece correcto que se busque invertir en estas tecnologías para proveer a la humanidad de transporte sustentable.

Sin embargo, han llegado demasiado lejos. Jaguar ahora puede convertir autos clásicos, auténticas joyas de la historia de la automoción a eléctricos. Jaguar-Land Rover Classic reveló este prototipo del E-Type original con un motor totalmente eléctrico.

El paquete de baterías se monta en el frente del auto, justo en el punto en donde iría el motor de combustión y pesa lo mismo. También la potencia a las ruedas traseras, por lo que las sensaciones de manejo no deberían de variar extremadamente comparado con los autos originales de las décadas de los cuarentas y cincuentas. La versión eléctrica es más rápida, pudiendo acelerar de 0 a 100km/h en 5.5 segundos, un segundo más rápido que el E-Type de gasolina.

La batería tiene una autonomía de 280 kilómetros con una sola recarga, misma que toma entre 6 y 7 horas para completarse. Otros cambios realizados, contemplan un tablero con fibra de carbono (que honestamente se ve muy bien) y una pantalla táctil en el interior (¡pero que le hicieron al clásico interior del E-Type!).

Jaguar afirma que esta conversión es solamente un concepto de momento, y de momento esperamos que permanezca como tal. No nos malinterpreten, entendemos perfectamente la necesidad que hay para electrificar los autos del futuro y reducir las emisiones de gases contaminantes, pero por lo que más quieran no toquen a las joyas del pasado. El E-Type es uno de los coches más hermosos jamás creados, incluso en palabras de uno de sus competidores principales en la época, el mismísimo Enzo Ferrari.

Otro de los atributos más llamativos de los E-Type clásicos era el sonido de su motor, fuera el de 6 cilindros en línea o el V12 del Series II. Eliminar estos motores con la conversión eléctrica podría reducir el atractivo de los clásicos y también sus precios, razón por la cual es de todas formas que los dueños de E-Type opten por llevarla a cabo si la división clásica de Jaguar lo presentara oficialmente.

Recapitulando, hagan lo que quieran con los autos del futuro, pero dejen por la paz a los clásicos, especialmente el icónico E-Type.