Kia Sportage vs Mazda CX-5 #FrenteAFrente: los SUVs compactos más juveniles

En nuestro mercado este segmento es enormemente popular y prácticamente todas las marcas en nuestro país poseen en su portafolio a un representante en esta categoría con más de 15 modelos distintos en el mercado actualmente. Los ejemplares que elegimos para esta edición del #FrenteAFrente no son necesariamente los más populares por volumen, pero a nuestro parecer, son dos de los exponentes más interesantes en cuanto a diseño y calidad percibida se refiere. Aun tratándose de SUVs, ninguno abandona el carácter de su respectiva marca y en ambos casos, nos encontramos ante dos de los más interesantes para conducir en autopistas reviradas ya que, a diferencia de otros, apuestan más por darle al conductor las mejores sensaciones que por brindar el auto más cómodo o espacioso.

Las gamas de ambos también son similares pues las dos camionetas en cuestión ofrecen un motor 2.0L con alrededor de 155hp para las versiones de entrada con otro potenciado hasta más allá de los 180hp en versiones tope de gama. Ambas envían su potencia a las ruedas delanteras en sus versiones base con opción para tracción integral a través de transmisiones automáticas de 6 velocidades. Incluso es interesante la similitud en cuanto a versiones, con tres al inicio con el ya citado motor de 2.0L, seguidas de una variante con el motor potenciado de tracción delantera y como tope, las versiones con tracción integral de ambas.

Diseño exterior

Ya lo dijimos anteriormente, del segmento en el que compiten son quizás las más arriesgadas y diferentes y eso lo apreciamos, Sportage recién recibió un cambio generacional total hace unos meses y con él llegó la filosofía de diseño de Kia que también vemos en el Forte. Llama especialmente la atención el frontal con tecnología LED y la parte trasera con calaveras escoradas a los costados, llamativas y modernas. CX-5 por su parte echa mano del diseño Kodo de Mazda que también la hace ver muy atractiva, con líneas elegantes y frescas.

A prueba: la nueva Sportage frente a sus rivales

Diseño interior y acabados

La realidad es que elegir a una basada en este aspecto es difícil por no decir imposible, los dos son de imágen futurista en su interior, los materiales son de lo mejor y los ensambles cumplen con creces. Son camionetas que se perciben como productos durables y bien logrados.

En cuanto a espacio y habitabilidad, la CX-5 es superior, la distancia entre ejes es 12 centímetros mayor respecto a Sportage y eso se nota en los volúmenes en cajuela, con casi el doble de capacidad para CX-5 aunque ninguna de las dos está dentro de la lista de las más espaciosas de la categoría, distinción se la lleva X-Trail en este segmento con una enorme cajuela de 1112L tras la segunda fila de asientos.

Conoce a todas las competidoras en esta categoría aquí, en nuestro análisis de segmento

Volumen en cajuela:

Sportage – 502L

CX-5 – 928L

Equipamiento: conectividad, ante todo

Los dos autos en cuestión echan mano de un completo equipamiento de seguridad para todas sus versiones, con bolsas de aire frontales, laterales lumbares y de tipo cortina, control electrónico de estabilidad y tracción y anclajes para sillas de bebe en plazas traseras. Por confort, las dos pueden incorporar aire electrónico de doble zona, cámara de reversa con sensores, pantalla táctil con navegación, mandos al volante y ordenador de viaje.

Si evaluamos las versiones de entrada ambas quedan muy bien paradas, sin embargo, si evaluamos las versiones tope de gama es la camioneta coreana la que monta más equipo, pues adicional a la llave inteligente, pantalla táctil de 7 pulgadas y sistema de navegación de la CX-5, agrega sensores de lluvia, asistente de estacionamiento delantero y trasero, quemacocos panorámico y asientos calefactables. Sorprende que ninguna de las dos eche mano de los sistemas Android Auto o Apple CarPlay y en su lugar, equipan soluciones diferentes para conectar y manipular los teléfonos inteligentes en el auto.

Las versiones de estas camionetas que a nuestro parecer están más igualadas por motor, prestaciones y sobretodo, precio son las EX Pack de Sportage y la i Sport de la CX-5 y es de nuevo, el ejemplar de Kia la que sale a la cabeza por el equipo que ofrece ya que prácticamente solo sacrifica el motor respecto a la SXL tope de gama mientras que CX-5 si pierde el quemacocos, llave inteligente y asientos eléctricos

La relación precio-beneficio de ambas es muy buena, no obstante, Sportage sale a la cabeza porque ofrece más equipamiento por menos dinero, las versiones de entrada de CX-5 son casi 30,000 pesos más costosas que las de Sportage con equipamiento similar, comparando las versiones de media gama (EX Pack y i Grand Touring) de nuevo hay una diferencia considerable de casi 25,000 pesos y la versión s Grand Touring AWD de la CX-5 cuesta 473,900 pesos por 439,900 de la Sportage, que cuenta con un equipamiento más completo.

Sportage

LX – $319,900

EX – $359,900

EX Pack – $389,900

SXL – $419,900

SXL AWD – $439,900

CX-5

i – $353,900

i Sport – $383,900

i Grand Touring – $413,900

s Grand Touring – $443,900

s Grand Touring AWD – $473,900

Tren motriz: desempeño y consumos

Como ya decíamos anteriormente en la introducción, este es uno de los aspectos en donde ambas van más igualadas y pareciera que sus ofertas están calcadas una de la otra con motores muy similares, pero si consideramos el factor precio entonces es donde aparecen los diferenciadores. Los dos motores disponibles en la CX-5 cuentan inyección directa de combustible mientras que Kia solo lo ofrece en sus variantes SXL con motor 2.4L, aun así, las prestaciones de las dos son muy similares como se nota en la ficha técnica. Hubiéramos podido imaginar que los consumos serían muy superiores para las CX-5 con motor 2.0L respecto a las Sportage con el motor del mismo tamaño, pero la realidad es que la diferencia es de apenas un 10%, no es despreciable, pero considerando que las costumbres al volante de cada conductor son diferentes, no es un punto muy relevante y esa ventaja bien podría acrecentarse o desvanecerse según cada quién y sus hábitos al volante.

Interesante es que, si tenemos a la versión i Grand Touring de CX-5, podemos acceder por 6,000 pesos más a la Sportage en versión SXL con el motor 2.4L de 181hp y es de nuevo el Sportage el que ofrece más por prácticamente la misma cantidad de dinero. Si, por el contrario, no nos interesa el extra en potencia de la Sportage SXL respecto a CX-5 i Grand Touring y usaremos el auto más en ciudad, la Sportage EX Pack es 24,000 pesos más económica con motorización similar y algo más de equipamiento. También es relevante evaluar que por consumos, el motor 2.4L con inyección directa del Sportage está muy cerca del 2.0L sin esta tecnología a pesar de ser un 20% más grande y un 19% más potente, esa es la gran ventaja de este tipo de sistema, más potencia y menores consumos.

Sportage

Motores:

L4 2.0L MPI; 153hp @6,200rpm y 142lb-ft @4,000rpm

L4 2.4L GDI; 181hp @6,000rpm y 175lb-ft @4,000rpm (SXL)

Transmisión:

Automática de 6 velocidades

Consumo mixto estimado:

2.0L MPI – 14.8km/L

2.4L FWD – 14.5km/L

2.4L AWD – 13.8km/L

Emisiones CO2:

2.0L MPI – 159g/km

2.4L FWD – 162g/km

2.4L AWD – 170g/km

CX-5

Motores:

L4 2.0L GDI; 155hp @6,000rpm y 148lb-ft @4,000rpm

L4 2.5L GDI; 186hp @5,700rpm y 184lb-ft @4,000rpm (s Grand Touring)

Transmisión:

Automática de 6 velocidades

Consumo mixto estimado:

2.0L GDI – 16.4km/L

2.5L FWD – 15.3km/L

2.5L AWD – 14.4km/L

Emisiones CO2:

2.0L MPI – 143g/km

2.4L FWD – 154g/km

2.4L AWD – 163g/km

El ganador es…

Considerados todos los factores, debemos declarar que la mejor de estas dos es el Kia Sportage sencillamente porque ofrece más por el dinero y porque las únicas desventajas reales que podemos encontrarle son los consumos y el espacio en cajuela, pero en contra las ventajas son más y más relevantes. Está mejor equipada, se puede acceder a un motor más potente por precio similar o bien a un motor similar por un precio considerablemente más bajo.

La CX-5 nos parece un muy buen producto, pero debemos decir que el precio está algo inflado precisamente porque, al ser un buen producto, la demanda continuó creciendo y entonces pudo elevarse el precio. Considerar que la versión tope de gama está muy cerca del medio millón de pesos nos parece excesivo tratándose de un SUV compacto de marca generalista y es por eso que Sportage nos parece la elección más sensata. Un maletero más grande y consumos ligeramente superiores no nos parecen argumentos suficientes para justificar el mayor precio entre una y otra, que versión por versión es de entre 20,000 y 25,000 pesos, con ventaja para Sportage.

Cotiza CX-5 nuevas y listas para entrega inmediata aquí

Cotiza Sportage nuevas y listas para entrega inmediata aquí