Jeep Gladiator recibe el tratamiento Hennessey con 1,000hp

Una vez que FCA declaró que colocar el motor de un Hellcat en la pick-up de Jeep no sería posible, los especialistas de Hennessey se ponen manos a la obra

La buena aceptación que ha tenido la Jeep Gladiator dentro de los autos en venta, dejó a los entusiastas preguntándose si la marca americana especialista en todoterreno se atrevería a lanzar una versión extrema para competir con la Ford Lobo Raptor.

Ante la negativa, era cuestión de tiempo para que los especialistas en modificación, como Hennessey, adaptaran el V8 de 6.2 litros supercargado bajo el cofre de la pick-up de Jeep, nombrando a su creación Hennessey Maximus.

Sin embargo, no se detuvieron allí, sino que elevaron la cifra de potencia hasta los 1,000 hp, gracias a un sistema de inyección de combustible mejorado y un sistema de escape fabricado a la medida.

También modificaron el sistema de refrigeración, con un radiador nuevo capaz de mantener fresco al enorme motor.

La pick-up modificada también acopla una transmisión automática de 8 velocidades, proveniente de los modelos Hellcat y mantiene la tracción integral.

De igual manera, la Maximus integra modificaciones todoterreno, como un kit de suspensión elevada de 6 pulgadas, para hacer espacio a las enormes ruedas de 20 pulgadas con neumáticos todoterreno.

Defensas más agresivas tanto al frente, como en la parte trasera se colocaron en la camioneta de Jeep junto con barras LED auxiliares que ayudan a iluminar el camino.

Hennessey se encuentra aceptando órdenes para la fabricación de estas Maximus, de las cuales fabricará únicamente 24 ejemplares, comenzando en julio de este año, las cuales tendrán un costo de $200 mil dólares.

Ahora lee: