¿Jeep en manos de China? Great Wall quiere comprarla

Como reportamos la última vez, había una marca china cuyo nombre no había sido revelado que tenía interés en hacer un trato de compra con FCA. Ahora sale a la luz que, tras haber visto a ejecutivos de Great Wall cerca de las oficinas centrales de FCA en Michigan, son ellos quienes buscan un trato.

Sin embargo, según Automotive News, Great Wall no está interesada en todo el consorcio italoamericano, solamente en Jeep. El presidente de la armadora china Wang Fengying dijo a la fuente citada a través de un correo electrónoco que su compañía está conectándose con FCA para comenzar el proceso de negociación, aunque FCA declaró oficialmente que no ha habido contacto alguno. Si se acepta la oferta, Jeep sería separada de FCA, a pesar de ser la marca más valuable del consorcio.

No es completamente ilógico pensar en que FCA pudiera prescindir de Jeep. Sergio Marchionne ya ha declarado anteriormente que podrá pensar en algo así para Jeep y Ram, aparte de separar a Alfa Romeo y Maserati para crear una compañía nueva. Según Adam Jonas, analista de Morgan Stanley, Jeep podrá valer más por su cuenta que en conjunto con FCA.

Great Wall generó 14,700 millones dólares el último año y FCA generó 131,000 millones de dólares. A pesar del contraste, Great Wall se ha mostrado confiada de poder reunir los fondos necesarios para financiar la compra. Si se hace evidente que Jeep está a la venta, podría desatarse una guerra de ofertas por Jeep en todo el mundo, incluyendo marcas chinas e indias.

Para el Grupo Volkswagen, por ejemplo, sería una opción ideal para ganar relevancia en el mercado estadounidense, con una amplia red de distribuidores que le permita colocarse de forma definitiva como la líder en ventas a nivel global.

Un portavoz de Great Wall declaró que han seguido a Jeep y ven su adquisición como un paso clave para convertirse en la armadora de SUVs más grande del mundo. Great Wall ya tiene centros de desarrollo en Detroit y Los Ángeles y planea operar en Estados Unidos con o sin Jeep de su lado. También ha habido contactos con oficiales mexicanos para una posible reutilización del complejo cancelado de Ford en San Luis Potosí, que les abriría las puertas en la región de Norteamérica.

Los planes a futuro de Jeep son claros y contemplan seguir con una ofensiva de producto muy agresiva. Ya llegaron Compass y Renegade, en unas semanas más conoceremos a la nueva generación del mítico Wrangler y en 2018 serán oficial los SUVs más grandes y lujosos jamás creados por la marca, Wagoneer y Grand Wagoneer.