Jaguar asegura que puede vencer a los Tesla y su modo Ludicrous, pero que no le interesa

Con la meta fija en la maniobrabilidad y el lujo, Jaguar asegura que no es por falta de poder que no pueda vencer a los Tesla, simplemente decidieron no hacerlo.

Con la reciente salida de su primer modelo completamente eléctrico, la SUV I-Pace, Jaguar asegura tener los medios necesarios para poder vencer sin problemas a los modelos de Tesla y su modo de manejo Ludicrous, que les otorga de un empuje sin precedentes y que ha sido capaz de vencer cantidad de superautos y deportivos de altos vuelos.

Sin embargo, los ingenieros encargados del desarrollo comentan que tuvieron que resistir la tentación de engancharse con el fabricante californiano, en una lucha para ver quién tenía el vehículo más rápido en sprint de aceleración.

El pasado mes de Marzo, dentro del marco del e-Prix de la ciudad de México, Jaguar realizó un video para las redes sociales, en donde se enfrenta a 2 ejemplares del Model X de Tesla y logra vencerlos sin muchos problemas.

Las críticas hacia Jaguar no tardaron en llegar, argumentando que a pesar de que se utilizaron modelos con diferentes capacidades de baterías (Model X 75D y 100D), no se enfrentó a la versión más potente (Model X P100D), que integra el mencionado programa de Launch Control.

El modelo eléctrico de Jaguar no integra un modo de aceleración dedicada como el de Tesla y su Ludicrous mode, pero aún así es capaz de realizar una aceleración desde los 0 hasta los 100 km/h en tan sólo 4.8 segundos, lo cual es marginalmente mejor que el modelo 100D del Model X y ambos modelos presentan un precio de lista más parejo en comparación del modelo Performance que dispara su precio por encima de lo que el modelo de Jaguar cuesta en otros mercados en donde los 2 ya se encuentran a la venta.

La I-Pace monta un paquete de baterías con una capacidad de 90 kWh, muy cercana a la que ofrece Tesla en su modelo 100D, y le es posible dirigir toda esa energía hacia los motores eléctricos con una capacidad similar (1300 Amperes de Jaguar, vs 1500 Amperes de Tesla), por lo que en cierto modo respalda la postura de la marca británica en cuanto a poder de aceleración se refiere.

El enfoque del vehículo se centra directamente en asegurar que el nuevo modelo fuera capaz de involucrar a sus clientes en la experiencia completa de un auto de lujo, como pretende ser Jaguar.

“Este automóvil representa para nosotros una forma de mostrar que somos una compañía innovadora, pero es un punto clave entregar a nuestros clientes un auto que sea en esencia, un Jaguar,” comentó Dave Shaw, el jefe de ingenieros a cargo del desarrollo de la I-Pace.

“Ciertamente no se trata de que no pudiéramos, sino que escogimos no hacerlo,” agregó.

Con el lanzamiento de la I-Pace, Jaguar asegura contar con un vehículo lo suficientemente innovador para entrar en el juego de las SUVs eléctricas, pero sin perder el toque de lujo que ha caracterizado a la marca a lo largo de su historia.

Jaguar con su I-Pace, representa el primer vehículo impulsado por baterías, con un enfoque lujoso, adelantándose a los próximos modelos Audi e-tron o Mercedes-Benz EQ C, que presentarían un enfoque muy similar a lo que podemos ver con el Jaguar.

Ahora lee