Hyundai Ioniq lanza un ataque agresivo al Toyota Prius, ya en México desde 381,900 pesos

La marca coreana lanza en México al nuevo Ioniq, un híbrido especializado que llega para competir directamente con el Toyota Prius, y es que son similares en muchos frentes, desde precio, diseño futurista y carrocería. Cuando hablamos de un híbrido especializado nos referimos a un auto que desde el inicio fue concebido como tal, y del cual no hay una versión alternativa con motor de gasolina como sí sucede, por ejemplo, con autos como Nissan X-Trail Hybrid y Ford Fusion Hybrid.

Ioniq será atractivo para personas que busquen un diseño moderno, y que busquen cuidar los consumos y las emisiones contaminantes de sus trayectos cotidianos, con un diseño progresivo pero distinguible como parte de la familia Hyundai con lo último de la filosofía Fluidic Design. Con el éxito que ha tenido Toyota Prius, entendiendo que México ya representa al tercer mercado más importante a nivel mundial para el Prius en volumen de ventas, era lógico que Hyundai no quisiera quedarse atrás.

Estéticamente, prioriza la función sobre la forma, ya que todas las líneas tienen un fin aerodinámico para reducir el coeficiente de arrastre y optimizar los consumos de combustible. El resultado es menos agresivo que el del Prius, con un auto que denota que es un híbrido, aunque no de forma tan evidente.

El auto se venderá en dos versiones, GLS Premium por 381,900 pesos y Limited por 455,900 pesos. De serie, ambas equipan 7 bolsas de aire, control electrónico de estabilidad con asistente de arranque en pendientes y frenos de disco en las cuatro ruedas con ABS. También desde la versión GLS Premium se ofrece una pantalla de información de 4.2 pulgadas tipo LCD en el cuadro de instrumentos y rines de aluminio de 15 pulgadas, aunque la versión tope de gama agrega rines de 17 pulgadas, sistema de iluminación de alta intensidad con luces de xenón, pantalla de 7 pulgadas en el cuadro de instrumentos con indicadores de comportamiento de manejo y estado de carga de la batería y unidades de marcha diurna con tecnología LED.

Todas las versiones son capaces de modificar los elementos que se encuentran debajo del vehículo y en la parrilla según el tipo de manejo para hacerlo más aerodinámico y permitir que el aire fluya de forma ininterrumpida a su alrededor.

La plataforma es similar a la que usa su primo hermano, el Kia Niro, aunque este último con un enfoque diferente, buscando un aspecto más utilitario por un precio también superior. El tren motor y el sistema de propulsión híbrido es el mismo, con un motor de 1.6 litros de inyección directa y ciclo Atkinson que entrega 104hp y según la marca, una eficiencia térmica líder en el mercado, del 40 por ciento.

Se acopla con un motor eléctrico de imán permanente y alta eficiencia con una potencia adicional de 43hp, una batería de iones litio de 240 voltios y una caja automática de doble embrague con 6 marchas que proporciona una respuesta solida e inmediata a la aceleración. La puesta a punto de todo el sistema es interesante, puesto que la batería puede asistir al motor de gasolina hasta los 120km/h y cuenta con diagnóstico de estado en tiempo real.

El motor híbrido trabaja en tres fases; a bajas velocidades se enciende solamente el motor eléctrico y se mantiene el motor de gasolina apagado para mejorar los consumos, pero cuando la exigencia de potencia es mayor, a altas velocidades o en pendientes, trabajan ambos en conjunto para entregar la aceleración que se necesite. Finalmente, el auto apaga el motor de gasolina en bajadas y la energía cinética que resulta es transformada por el sistema de frenos en energía eléctrica, y esta a su vez se usa para recargar a la batería.

Hyundai Ioniq
Motor: L4 1.6 litros GDI Atkinson; 104hp y 108lb-pie
Transmisiones: Automática DCT; 6 velocidades
Motor eléctrico: Imanes permantes, 43hp
Capacidad de batería: 240V
Versiones:
GLS Premium: 381,900 pesos
Limited: 455,900 pesos
Potencia total del sistema: 146hp

¿Cómo se posiciona frente al Toyota Prius?

El Toyota Prius será su rival directo y, de hecho, evaluando la propuesta del híbrido nipón podemos darnos cuenta de que van clavados, tanto en desempeño como en precios y versiones. El Prius Base tiene un precio de 383,400 pesos, apenas por encima del Ioniq GLS Premium, mientras que el Prius Premium tope de gama cuesta 451,000 pesos, una ventaja para el Prius de 4,900 pesos que pueden ser considerados irrelevantes al momento de tomar una decisión de compra en ese rango de precios.

El Prius incorpora un motor de gasolina de 1.8 litros y cuatro cilindros con 96hp y 105lb-pie de par, que trabaja en conjunto con un motor de imanes permanentes, mismo principio que el de Ioniq y una batería de 202 voltios. Al final de cuentas, estos autos serán definidos por sus consumos, y entonces creemos que el mejor será aquel consiga los mejores números. Tendremos precisamente ese análisis a fondo muy pronto, quédate al pendiente.

Toyota Prius
Motor: L4 1.8 litros Atkinson; 96hp y 105lb-pie
Transmisiones: Automática; CVT
Motor eléctrico: Imanes permantes, 71hp
Capacidad de batería: 202V
Versiones:
Base: 383,400 pesos
Premium: 451,000 pesos
Potencia total del sistema: 121hp