Honda CR-V 2017, regresa con mejor diseño, más espacio y motores turboalimentados

La firma nipona ya presenta en Estados Unidos a la quinta generación de su exitosa CR-V. Bajo un nuevo esquema de tecnología, diseño y potencia, este SUV compacto parece regresar al mercado con armas mejor afinadas para seguir comandando en su categoría.

Si bien es cierto que el cambio visual no es tan radical respecto a su antecesora, sí agrega cambios estéticos actuales que a nuestro parecer, se acercan mucho a lo que vimos en primera instancia en la futura Toyota CH-R. El frente ahora es mucho más actual y agresivo, mientras que el eje trasero tiene una división muy interesante al terminar las calaveras. Sin duda, las marcas japonesas tienen naturalmente las mismas bases y conocimientos de diseño.

Salta a la vista el crecimiento en dimensiones del SUV. Ahora gana centímetros en longitud, en distancia entre ejes, en altura y en anchura. Por obvias razones, el espacio interno mejora considerablemente en las plazas traseras y también hay un incremento en los litros de cajuela. Adicionalmente, se habla de que esta nueva CR-V podrá llevar a siete ocupantes en su cabina, así es que los propietarios podrán decidir entre un enorme maletero o llevar a dos miembros más de familia.

Inducción forzada

La novedad más interesante en esta nueva generación es el cambio de alimentación en los motores. La CR-V 2017 cambiará el motor atmosférico por uno turbocargado de 1.5 litros con 190 HP y 179 lb/pie de torque. Evidentemente la reducción de cilindrada y la incorporación de un sobrealimentador pretenden reducir los consumos del vehículo y al mismo tiempo, colaborar al medio ambiente.

Según conocemos, el motor turbo estará presente en todas las variantes de la gama, excepto en la opción base, que al parecer se quedará con el mismo impulsor que la generación pasada.

Más calidad

Los vehículos de Honda son cumplidores e ideales para el uso cotidiano. Normalmente están bien ensamblados, pero no siempre tienen materiales de pedigrí en el habitáculo. La marca afirma que para esta nueva SUV compacta, la sensación de calidad interna va a cambiar por completo, incluso se pondrá por encima de lo que vemos en la actual Honda Pilot.

La nueva CR-V será construida en Estados Unidos y desde ahí será exportada a numerosos mercados. Al nuestro llegará a finales de este año o a principios del siguiente.