Ginebra 2018: Toyota presenta al nuevo Auris sin motores diésel

El nuevo Toyota Auris se desprende de su mecánica diésel y confiará en los motores híbridos, la especialidad de la casa. Nos adelanta al nuevo Corolla 2020.

El nuevo Toyota Auris se ha presentado en Ginebra, y aunque lo más posible es que el auto como tal no llegue a nuestro país, sabemos que es básicamente una versión hatchback del futuro Corolla que sí se venderá en México. El nombre Auris no es conocido en nuestro continente, pero debutó hace más de 10 años a la par con el Corolla sedán y tuvo tal éxito en algunos mercados que terminó remplazando al Corolla o incluso tomando su nombre y quedándose como la única carrocería disponible.

El nuevo auto tendrá mecánicas híbridas, pero llevará lo visto en la generación pasada a un nivel desconocido, puesto que anteriormente tenía una sola alternativa electrificada. Ahora, Toyota se deshace del único motor diésel en la gama, algo que hasta hace un par de años parecía impensable en un hatchback europeo del segmento C, para confiar totalmente en motores de gasolina con asistencia eléctrica. De hecho, el único motor convencional en la gama será un bloque 1.2 litros turbo que comparte con la C-HR, pero en adelante tendrá el propulsor híbrido de 1.8 litros con 122 hp o el nuevo bloque de la familia Dynamic Force, también hibrido, con 2.0 litros y 180 hp, capaz de alcanzar una inédita eficiencia térmica del 42 por ciento.

El nuevo Auris, al igual que el futuro Corolla, será montado sobre la plataforma modular TNGA que será la base para todos los autos de pasajeros de Toyota en el futuro, además de usarse actualmente en Camry y C-HR. Hay una nueva suspensión multibrazo para mejorar la calidad de marcha y acero de alta resistencia en el monocasco que contribuye a la rigidez estructural.

Adiós al diésel

Johan van Zyl, CEO de Toyota Europa insistió en que el Auris no será el último modelo de la gama de Toyota que eliminará totalmente al diésel de familia de motores. La marca dejará de vender estas mecánicas en Europa para finales de este mismo año, descontinuándolos de forma progresiva de todos sus modelos de pasajeros.

Una declaración del fabricante aclaró que mantendrán los motores diésel únicamente en los Land Cruiser, Prado, Hilux y los vehículos comerciales ligeros. La firma japonesa insiste en que la participación de los motores diésel en sus autos es inferior al 10 por ciento en Europa y planean cubrir la necesidad con su estrategia híbrida.

Más del 40 por ciento de las ventas europeas de Toyota el año pasado fueron híbridos, estadística dominada por el C-HR con un 80 por ciento de participación.

La popularidad de los crossovers redujo las posibilidades de la marca de alcanzar el límite de emisiones EU7 de 95 gramos de CO2 por kilómetro para 2021, y no alcanzar dicho objetivo traería grandes multas para las automotrices.

“Entre más híbridos vendamos, mejores serán nuestras posibilidades,” dijo Didier Leroy, presidente de Toyota Europa. “Para nosotros, los híbridos suaves no serían un paso hacia adelante.”

Lecturas relacionadas