Ginebra 2018: Bentley Bentayga PHEV, el lujo y la moda verde

La magnífica SUV de superlujo de Bentley suma su variante híbrida conectable, que le permite rodar en modo eléctrico por hasta 50 km y genera emisiones contaminantes de CO2 de tan solo 75 g/km, en ciclo combinado.

Una nueva variante híbrida conectable de la SUV más lujosa del mercado, ha sido develada en el Auto Show de Ginebra, con un enfoque en las cuestiones medioambientales, por que seamos honestos, quien puede comprar una Bentayga, no se preocupa mucho por los precios de los combustibles ni por el consumo de su tanque de lujo. Aún así le permite circular hasta 50 km en modo eléctrico y recargar su batería en un enchufe doméstico en 7.5 horas.

Actualmente, la Bentayga se ofrece tanto con una motorización W12 como con un V8, pero para esta variante ecológica monta un V6 de 3.0 litros, del cual no se han revelado más detalles, pero creemos que se trata de una unidad de poder compartida con Porsche, que monta a su vez el Panamera E-Hybrid con una potencia de 325 hp.

El sistema híbrido de la Bentayga se acopla directamente al motor, lo que permite reemplazar al sistema start/stop de las demás variantes mecánicas, con un selector de modos de manejo en la versión híbrida, lo que le permite al conductor seleccionar manualmente 3 tipos de manejo diferentes, modo EV (eléctrico), modo híbrido y un modo Hold que prioriza la carga de la batería para usarlas en zonas complicadas a la circulación, como el centro de las capitales europeas.

La información presentada en el sistema de entretenimiento se renueva presentando el flujo de la energía que mueve al lujoso vehículo, detallando tanto si la energía proviene del motor eléctrico, del V6, o fluye de vuelta a las baterías por medio del sistema de regeneración. También presenta un nuevo sistema de navegación que planea con anticipación los modos de manejo a utilizarse.

Todo este conjunto de sistemas está pensado para maximizar su uso en ciudades que tienen programas medioambientales, como la capital británica Londres, que tiene un impuesto directamente relacionado con las emisiones de CO2 generadas mientras se circule en ciertas zonas de la ciudad con problemas de congestión.

Los directivos de la marca británica aseguran que es el primer paso hacia a la electrificación de su gama, combinando los valores de lujo y tranquilidad con un desempeño “sin esfuerzo” que han hecho famosa a la marca.

Con la introducción de esta nueva versión de la Bentayga, Bentley se pone un paso más por delante de sus rivales, ya que Rolls Royce apenas planea el desarrollo de su SUV con la Cullinan y no han anunciado nada de una versión con motorización alternativa.