#FrenteAFrente: Volkswagen Polo vs Chevrolet Sonic Hatchback, hatchbacks juveniles y maduros a la vez

En Autología, siempre hemos creído que el segmento de los hatchbacks subcompactos resulta muy interesante porque los autos de este tamaño generalmente son alternativas ideales para jóvenes, con un espacio interior correcto para 4 pasajeros, un maletero amplio que incluso se puede agrandar si se abaten los asientos, motores eficientes y con un buen contenido de seguridad y tecnología.

Aquí encontramos con la peculiaridad de que el Polo en versiones tope de gama es el único en su segmento que equipa una mecánica con desplazamiento menor a los 1.5 litros, pero gracias al turbocargador entrega 105hp y hasta 129lb-ft de torsión desde un rango bajo, sumando al consumo de combustible sin sacrificar el desempeño a velocidades de autopista.

Diseño Exterior

El ejemplar de la marca estadounidense ganó mucho con el rediseño, a nuestro parecer, el anterior ya daba señales inequívocas de que nos encontrábamos ante un automóvil con algunos años a sus espaldas. El nuevo frontal con los grupos ópticos cubiertos y la nueva imagen con el reciente ADN de diseño de la firma norteamericana que vemos en Chevrolet Cruze o Malibu le dan un aspecto maduro que, sin perder la orientación juvenil, se agradece.

Polo utiliza un enfoque diferente, es continuista, el ojo no entrenado bien podría confundir al Polo con su hermano mayor, el Golf. Esa ha sido la receta de éxito de Volkswagen, diseños sobrios y elegantes que parecen resistir el paso del tiempo mejor que ningún otro y para un cliente que planea tener el coche al menos 5 o 6 años, esto resulta un punto a favor sumamente importante.

Sonic

Largo – 4,038mm

Alto – 1,506mm

Ancho – 1,735mm

Entre ejes – 2,525mm

Polo

Largo – 3,971mm

Alto – 1,469mm

Ancho – 1,682mm

Entre ejes – 2,469mm

Interiores: calidad y practicidad

Dentro del habitáculo, debemos declarar que ambos tienen ventajas y desventajas. Comenzando con el Polo, creemos que cuenta con uno de los interiores mejor terminados del segmento y aunque los materiales son de tacto rígido, los paneles conviven correctamente uno con el otro, es decir, el ensamble es bueno y se percibe sólido.

Por otro lado, el Sonic es más amplio, sus mayores dimensiones en el exterior se traducen a interiores más espaciosos. La batalla es 5 centímetros más larga y eso ayuda a la habitabilidad en plazas traseras. En resumen, calidad percibida para el Polo y habitabilidad para Sonic.

El volumen en la cajuela es prácticamente idéntico y las formas del maletero, cuadradas, ayudan a introducir objetos grandes en las cajuelas de ambos autos. Si se necesita aún más espacio para cargar objetos largos, se pueden abatir los asientos y tratándose de hatchbacks, la altura del espacio de carga es basta. Si se busca dentro de este segmento al automóvil más espacioso y versátil, recomendamos voltear a ver al Honda Fit con sus más de 400L en cajuela e interior flexible similar al de un monovolumen.

Volumen en cajuela

Sonic – 259L

Polo – 262L

Equipamiento y versiones

Es interesante analizar que las gamas de ambos son relativamente sencillas y no encontramos demasiadas versiones que puedan agobiar al comprador al momento de elegir una. Sonic con carrocería hatchback se ofrece con una única línea de equipamiento e incorpora frenos antibloqueo, doble airbag frontal, rines de aluminio de 15 pulgadas, sistema de sonido con entrada para USB y auxiliar, Bluetooth para manos libres, aire acondicionado, mandos al volante y vidrios eléctricos en las 4 puertas. La única variación: caja manual de 5 marchas o automática de 6, ambas con el mismo equipamiento.

Polo hace lo mismo, una versión denominada 1.6 con transmisiones manual de 5 marchas o automática de 6 que incorpora doble airbag, frenos antibloqueo, sistema de sonido con entradas auxiliar, USB y para tarjeta SD, Bluetooth, rines de aluminio, aire acondicionado, equipo eléctrico y mandos al volante. Adicionalmente, ofrece una versión tope de gama denominada TSI que cambia el tren motriz y añade control electrónico de estabilidad, climatizador electrónico, pantalla táctil de 5 pulgadas, volante forrado en piel y control de velocidad crucero. A nuestro juicio, el extra en precio del Polo TSI respecto a los Polo convencionales y al Sonic no es abrupto y bien vale la pena por todo lo que añade, tanto en equipamiento como en tecnología de tren motriz y seguridad.

Debemos evaluar que las versiones del Polo con equipamiento y motor similar a las del Sonic son más económicas y que la variante automática del Sonic se acerca peligrosamente al precio del Polo TSI, este último con un tren motriz avanzado y mayor equipamiento de seguridad y confort.

Sonic

LT Manual – $208,900

LT Automático – $221,400

Polo

Manual – $194,990

Tiptronic – $214,990

TSI DSG – $232,990

Tren motriz, eficiencia y desempeño

Si bien las versiones de entrada de ambos van igualadas tanto por consumos como por desempeño, ambas de 4 pistones y con 1.6 litros de desplazamiento, el motor del Polo TSI logra separarse del resto del segmento y con un bloque pequeño de apenas 1.2 litros, extrae los mismos 105hp que los del Polo 1.6 litros, pero con 129lb-ft de torque disponibles desde 1,500 vueltas y hasta las 4,100. Este motor se asocia a la caja DSG de Volkswagen, con sistema de doble embrague y 7 marchas permite que el motor gire a bajas vueltas aun a velocidades de autopista y entregue hasta 24 kilómetros por litro.

En este aspecto, la ventaja la lleva el Polo, entendemos que, si comparamos las versiones atmosféricas de ambos, Sonic lleva una ligera ventaja por entregar 10 equinos más, pero también es entre 7,000 y 14,000 pesos más costoso, según la transmisión elegida y sin que este extra en precio se vea reflejado en un equipamiento de confort o seguridad superior.

Sonic

Motor:

L4 1.6L; 115hp @6,000rpm y 114lb-ft @4,000rpm

Transmisiones:

Manual; 5 velocidades

Automática; 6 velocidades

Consumo mixto estimado [TM|TA]:

18.2|17.4km/L

Emisiones CO2 [TM|TA]:

171|178g/km

Polo

Motores:

L4 1.6L; 105hp @5,250rpm y 113lb-ft @3,800rpm

L4 1.2L turbocargado; 105hp @5,000rpm y 129lb-ft @1,500-4,100rpm

Transmisiones:

Manual; 5 velocidades

Automática; 6 velocidades

Automática doble embrague; 7 velocidades (1.2T)

Consumo mixto estimado [TM|TA|TSI]:

17.1|16.4|19km/L

Emisiones CO2 [TM|TA|TSI]:

181|190|164g/km

Y el vencedor es…

Ha sido un #FrenteAFrente especialmente cerrado con dos hatchbacks completos y redondos que son comercializados por 2 de las 3 marcas que mejores números de ventas reportan en nuestro país mes con mes. El Sonic tiene de su lado el rediseño que lo hace ver más fresco y un interior más amplio cortesía de mayores dimensiones exteriores. Sin embargo, valoramos al Polo como el vencedor porque en versiones atmosféricas ofrece un equipamiento similar al del Sonic por un precio más bajo y la versión TSI ya cuenta con una mecánica de última generación, consumos y desempeño fantásticos y una transmisión de doble embrague difícil de hallar por este precio. También creemos que, el equipamiento que añade el Polo TSI respecto al Sonic y a las versiones de entrada del mismo Polo es sumamente valioso, especialmente por el control de estabilidad, equipo que consideramos básico y que dentro de este segmento solo encontramos en Polo, IbizaFiesta y Rio.