#FrenteAFrente: Audi Q7 vs Volvo XC90, lujo, comodidad y tecnología máxima

Tanto Audi como Volvo, tardaron más de 10 años en presentar a las nuevas generaciones de sus SUVs familiares grandes, debido a lo bien recibidas que se habían mostrado en mercados globales. Además, su equipamiento tecnológico fue tan bueno desde sus inicios, que naturalmente se mantuvieron vigentes sin necesidad de realizar un cambio generacional.

Hoy, la historia se repite y encontramos en estos productos un equipamiento brutalmente avanzado en relación a los elementos que hoy vemos como constante en el mercado. Ambas son eficientes, atesoran materiales de muy buena calidad y funcionan con ciencias tecnológicas de primer nivel.

Audi Q7                      

Resulta sorprendente lo que la marca de los cuatro aros realizó con el peso bruto del Q7. Recordemos que su longitud sobrepasa los cinco metros, que está dotado con equipos de seguridad, confort, y entretenimiento y, que su espacio interno puede llevar a más de seis personas holgadamente; repasando estos detalles de comodidad y tecnología, nos parece increíble que su peso total no llegue a las dos toneladas. Los alemanes anuncian un peso total de 1,970 kilos, lo que supone una reducción de hasta 325 kilogramos respecto a su antecesor.

En nuestro país se ofertan actualmente tres versiones con un equipamiento muy destacable en cada una de ellas. La versión de entrada incorpora un motor de 2.0 litros de cuatro cilindros con 252 HP y 370 Nm de par motor, la más potente a gasolina echa mano de un 3.0 V6 con 333 caballos y 440 Nm de torque y, las opciones a diésel pueden llevar un 3.0 litros V6 TDI con 249 HP y en un futuro, un 4.2 litros V6 TDI con 340 equinos.

La segunda entrega del todoterreno alemán ataca también a la conducción dinámica. No sólo nos impresionan sus 6.1 segundos para alcanzar los primeros 100 km/h, también se advierten velocidades máximas de 250 km/h y manejos muy similares a los de un sedán grande Premium. Estos números los alcanza -en parte- gracias a su caja tiptronic de ocho relaciones, y a sus suspensiones que trabajan fuertemente para minimizar en gran medida los balanceos de la carrocería. Asimismo, encontramos suspensión neumática con diferentes niveles de altura, modalidades de manejo y dirección en las cuatro ruedas.

Existe el mismo display virtual de 12.3 pulgadas que vemos montados actualmente en prácticamente toda su gama de productos. El tacómetro y velocímetro son configurables junto al navegador y la computadora de viaje, es decir, se puede editar la pantalla con diversas ayudas tecnológicas dependiendo de los gustos del conductor. Esta fuente de información se combina con un Head-Up display a color, un espacio táctil en la consola, una segunda pantalla de 8.3 pulgadas, control por voz, e internet utilizable por los dispositivos móviles de los afortunados ocupantes.

MOTOR

L4 2.0 TFSI litros de 252 HP

V6 3.0 TFSI litros de 333 HP

V6 3.0 TDI de 249 HP

TRANSMISIÓN

Automática Tiptronic de 8 velocidades

DIMENSIONES

Largo/Ancho/Alto – 5,052 mm/1,968 mm/1,741 mm

Peso total: 1,970 kilos

Tanque: 85 litros

Cajuela: 890 litros

PRECIOS Y VERSIONES 

Q7 SELECT – $1,114,900

Q7 ELITE – $1,274,900

Q7 S-LINE – $1,334,900

Volvo XC90

El familiar grande de Volvo es uno de los que más premios y elogios ha recibido últimamente en la gala mundial de la industria. Al igual que el producto de Audi, este XC90 tardó unos impresionantes 12 años en cambiar de generación, pero hay que decirlo, valió la pena la espera, y mucho.

El XC90 está basado en una nueva plataforma para la marca denominada Scalable Product Architecture, misma que fungirá como base para los próximos productos de la marca sueca.

El diseño toma como base los rasgos característicos de la marca como la parrilla cruzada con el logo de volvo, los faros de LED, las calaveras verticales rediseñadas y la silueta cuadrada de la XC90 pero ahora, con un incremento en modernidad y aerodinámica.

En México ya está disponible en tres versiones con un excelente nivel de equipamiento: Kinetic, Momentum e Inscription. Los precios sobre versiones son muy parecidos a los del fresco Q7, por eso es y por muchos otros factores decidimos ponerlos cara a cara. Por otro lado, resulta impresionante lo que Volvo logró con el conjunto mecánico de este XC90, pues se dejan de lado los motores V6 y V8 para montar únicamente un L4, que si bien podría pensarse falto de potencia, sorprende a propios y extraños por su equilibrio entre prestaciones y eficiencia. De esta forma, el 2.0 litros de cuatro cilindros genera 320 HP gracias a la sobrealimentación de un turbocargador acompañado por un supercargador que se acciona para no perder empuje en bajas revoluciones. La caja es una automática ZF de ocho escalones y la tracción es integral en los cuatro ejes.

Por dentro, como es de esperarse, encontramos un ambiente que se percibe de mayor calidad en todos los sentidos, los materiales y el ensamble son de muy alta calidad, aunque si los comparamos con Q7, se instalan un punto por debajo. En temas tecnológicos el desafío es demandante para el ejemplar de Audi, ya que este XC90 tiene todos los sistemas actuales que uno pudiera esperar en el vehículo de sueños y más.

MOTOR

L4 2.0 litros Turbo de 320 HP

TRANSMISIÓN

Automática ZF de 8 velocidades

DIMENSIONES

Largo/Ancho/Alto – 4,950 mm/2,140 mm/1,776 mm

Peso total: 2,125 kilos

Tanque: 71 litros

Cajuela: 840 litros (estimado)

PRECIOS Y VERSIONES 

MOMENTUM – $1,114,900

R DESIGN – $1,276,900

INSCRIPTION – $1,299,900