Frankfurt 2019: Audi RS 7 Sportback 2020, el monstruo renace

Ya se nos anticiparon sus características con el nuevo RS 6 Avant, si bien el RS 7 Sportback adapta el brutal desempeño en la ya conocida silueta de cinco puertas y un perfil de techo muy bajo. 

En la carrocería solamente queda del A7 normal el techo, las puertas delanteras, el cofre y el portón trasero. Todo lo demás se reemplaza y de hecho el ancho total es mayor por 40 milímetros. Justo en dicha cota mide 195 centímetros, mientras que a lo largo ya supera los cinco metros (5,009 mm).

Como buen RS, otros detalles propios abarcan la parrilla más imponente, tomas de aire de mayor tamaño, mayor cantidad de contrastes en negro, un difusor sobredimensionado que a cada lado se cierra con salidas de escape ovaladas e incluso un alerón que se despliega desde los 100 km/h (éste último no es del todo propio del RS 7 Sportback).

En lo mecánico se hace presente lo que ya se vio en el RS 6 Avant, con el mejorado V8 de 4.0 litros con doble turbo de 600 caballos (métricos) y un torque de 590 libras-pie constante entre 2,050 y 4,500 revoluciones por minuto. La caja es una automática de convertidor de par de ocho velocidades (Tiptronic) reprogramada para ser más rápida entre cambios, además de integrar Launch Control.

Pese al enfoque hacia el desempeño con un 0 a 100 km/h en 3.6 segundos y una máxima regulable, según cómo se especifique el coche de fábrica, entre 250, 280 y 305 km/h, Audi enfatiza de paso en la asistencia MHEV (tecnología Mild-Hybrid) al motor, en la que a través de un sistema de 48V, un motor eléctrico reemplaza la marcha, el alternador y permite encendidos más rápidos cuando el sistema apaga el V8 en condiciones de tráfico que así le permitan, como al rodar por inercia en autopista o cuando un semáforo se pone en verde tras una detención temporal.

El reparto del par de la tracción total quattro es de un 60% al eje posterior en condiciones normales, aunque de acuerdo a las circunstancias puede ser de un máximo de un 70% al eje frontal o un 85% hacia atrás. Con los paquetes Dynamic y Dynamic plus, los mismos que aumentan la velocidad máxima, se equipa un diferencial activo que a su vez varía la fuerza entre las ruedas traseras.

Frenos, suspensión y dirección por supuesto que también se adaptan, con discos de hasta 440 milímetros de diámetro adelante (420 de serie) si se elige el paquete de carbono-cerámicos, que resultan 34 kilos más ligeros (!) en relación a los rotores de acero convencionales. Atrás siempre son de 370 mm.

Hay dos opciones de suspensión entre una neumática con una puesta a punto propia para el RS 7 o una con los amortiguadores interconectados por un sistema hidráulico que reduce al máximo los movimientos de la carrocería.

Y como ya suele ocurrir en otros productos de alto desempeño en el Grupo Volkswagen, la dirección a las cuatro ruedas es una opción, con un eje trasero que gira un máximo de cinco grados ya sea para cerrar el diámetro entre andenes o paredes o para aumentar la estabilidad a altas velocidades.

Ahora lee:


En la mayoría de los casos, https://soloautos.mx/ asiste al lanzamiento de vehículos nuevos por invitación de los fabricantes y/o distribuidores de vehículos a través de la editorial de Autología.

Los precios que se muestran son solo una "guía de precios", según la información que nos proporcionó el fabricante al momento de escribir el contenido editorial.
Al comprar un vehículo, siempre confirme el precio actual con el vendedor de un vehículo y/o los accesorios disponibles.

Las opiniones expresadas en la editorial de https://soloautos.mx/ son las del autor y no necesariamente del personal y colaboradores de soloautos.mx que asisten al extranjero y localmente a los eventos como invitados de los fabricantes e importadores.

Para más información, consulte nuestros Términos y Condiciones.

;