Ford revive el nombre Puma, pero ahora como un crossover subcompacto

Justo como lo hiciera Mitsubishi con el Eclipse Cross, Ford revive un nombre mítico para bautizar a un nuevo crossover subcompacto

Un pequeño vistazo de lo que será el nuevo crossover subcompacto de Ford viene con el renacimiento de un nombre que ya conocíamos de los autos en venta de Ford a finales de los años 90, el Ford Puma.

Similar a lo que Mitsubishi realizó cuando rescató el nombre Eclipse, la nueva Puma se ubicará en la gama justo entre la EcoSport y la renovada Escape, para completar la oferta de camionetas en la que se enfoca su nueva estrategia.

El Ford Puma original, se trataba de un coupé pequeño que se construyó entre 1997 y 2002, para su venta principalmente en Europa, el cual era un claro representante del lenguaje de diseño New Edge que se expandió en todos los autos a la venta de la marca americana en aquel entonces.

Ahora, el nuevo crossover sigue estando basado en el Ford Fiesta y ha sido catalogado por la marca como un crossover atlético e innovador, de lo cual sólo podemos decir que su orientación citadina es muy evidente.

El primer vistazo no revela muchos detalles del nuevo Puma, pero nos deja ver unos grupos ópticos que hacen reminiscencia al coupé original y se resaltó la capacidad del maletero como la mejor del segmento, ofreciendo 456 litros.

Para estar acorde con su estrategia de electrificación, el nuevo crossover utilizará el propulsor EcoBoost de 3 cilindros turbocargado de 1 litro, con 153 hp, apoyado por un sistema mild hybrid de 48V.

La producción comenzará dentro de unos meses en la planta de Craiova, Rumania, mientras que la revelación final tendrá lugar en el segundo semestre del año, esperando a que las primeras unidades lleguen a los pisos de venta a finales del 2019.

Con el Puma, Ford apunta para competir directo con rivales de nicho, como es la Nissan Juke, que está próxima a recibir una nueva generación, o la mencionada Mitsubishi Eclipse Cross, que acaba de llegar a nuestro país.

Ahora lee: