Ford Focus 2019, todas sus facetas a lo largo de 20 años

El Ford Focus ha sido un modelo de altibajos, a veces líder en ventas y en ocasiones alejado de los mejores. Hacemos un viaje por la historia con motivo de la presentación del nuevo auto.

Ford ya presentó al nuevo Focus, la cuarta entrega de un auto tan amado como odiado en todo el mundo. La nueva generación llegará desde China en algún punto del año entrante, remplazando al actual, que a lo largo de su ciclo de vida fue importando desde Estados Unidos y desde Europa.

Ford Focus Mk1 (1998-2004)

La primera generación llegó en 1998 como remplazo del Escort, con una plataforma totalmente nueva y la promesa de entregar mejores dinámicas que sus rivales. Lo consiguió, ahora como un auto global, el Focus destacó entre los analistas por su manejo preciso y ágil, un gran avance respecto a los anteriores autos compactos de la marca del óvalo.

El diseño tenía la entonces nueva filosofía de diseño de Ford Europa llamada New Edge, y en México tuvimos motores de 2.0 litros con 150 hp y hasta 170 para el SVT, muy recordado por los entusiastas de la marca, así como el RS 2.0 turbo con 210 hp, exclusivo para Europa. Cuando se presentó la segunda generación en Europa en 2004, el auto de primera generación comenzó a fabricarse en Sudamérica, desde donde siguió llegando a México intacto.

Incluso, recibió un rediseño intenso en 2008 que no se vendió en México, solo en Estados Unidos y Canadá, con una nueva versión coupé y un motor de 2.3 litros, pero mantenía la base estructural del auto que se presentó en 1998, y fue muy criticado por ello.

Este Focus sirvió como puente durante lo que tardó en llegar la tercera generación como auto global, porque la segunda no se desarrolló para las regulaciones del mercado estadounidense.

Ford Focus Mk2 (2004-2010)

Es uno de los mejores compactos jamás creados y aún hoy, sería recomendable comprar un seminuevo si lo encontraras en buenas condiciones. Estrenó la plataforma C1 de Ford, con la novísima suspensión trasera independiente multibrazo Control Blade, desarrollada por Ford Europa para darle una calidad de marcha soberbia y dinámicas de manejo avanzadas.

Tan bueno era el esquema de suspensión, que Volkswagen llamó al ingeniero a cargo para que trabajara con ellos en el desarrollo del Golf Mk5. Esta plataforma se utilizó también en los compactos de Volvo (S40, C30) y Mazda (Mazda3, Mazda5), cuando ambas marcas se encontraban directamente relacionadas a Ford Motor Company.

Aunque el auto salió a la venta en 2004 en Europa y Asia/Pacífico, no llegó nunca a Estados Unidos y a México lo hizo en 2007, sustituyendo finalmente a la primera generación que para entonces ya venía desde Argentina.

Aquí tuvimos al motor Duratec de 2.0 litros con 145 hp, pero con un muy completo equipamiento en sus dos versiones Ambiente y Sport. Además, el Focus ST echaba mano de un 5 cilindros turbo de 2.5 litros con 225 hp de origen Volvo, y el RS que se vendió como una edición muy limitada llevaba ese motor hasta los 300 hp cortesía de un turbocargador de mayores dimensiones.

En 2009 llegó el rediseño de media vida con un nuevo frontal que evolucionaba, dejando atrás el New Edge para adoptar el Kinetic Design, que también se incorporó al Fiesta en ese momento. Con el rediseño, también empezó a venderse la versión hatchback tras algunos años de ausencia, aunque algunas unidades del hactch venían de Sudamérica y no de Europa.

Focus Mk3 (2011-2018)

Si el primer Focus había sido global y el segundo dejó de serlo, el tercero volvía a contemplar un mismo modelo para todo el mundo. Para México se fabricó tanto en Estados Unidos como en Europa, y solamente se ofreció con el motor de 2.0 litros con inyección directa de combustible y 160 hp en versiones base, pero se acoplaba con una caja automática de doble embrague que se caracterizó por el poco refinamiento y los constantes problemas mecánicos, lo que mermó el desempeño comercial del auto en Norteamérica.

A pesar de los problemas, fue el auto más vendido del mundo en 2013, superando a pesos pesados como el Volkswagen Golf, Toyota Corolla o Honda Civic. En 2015 recibió una actualización de media vida, con la parrilla hexagonal más marcada y retoques a la parte trasera, con un nuevo sistema de info entretenimiento y actualizciones al software de la caja automática, que mejoró el comportamiento del auto, pero no solucionó todos los problemas.

Como era común con el Focus, había versiones ST de alto desempeño, pero en este caso echaba mano del motor EcoBoost de 2.0 litros con 250 hp y sorprendió por ser uno de los únicos hot-hatchbacks en México que todavía ofrecía una caja de cambios manual como única opción. Hacia el final de su ciclo de vida, llegó el Focus RS, con el mismo motor EcoBoost de 2.3 litros del Mustang, 350 hp, tracción integral y una puesta a punto todavía más agresiva que la del ST.

Mk4 (2019-)

El totalmente nuevo Ford Focus se presentó en abril de 2018, de nuevo como un auto global con diferentes carrocerías y equipamiento dependiendo del mercado. Aunque estará a la venta en Europa y Asia este mismo año, no llegará a nuestro continente sino hasta el segundo semestre de 2019, ya que Ford le ha dado prioridad al lanzamiento de las nuevas SUVs, que parecen ser el foco de atención en este momento.

Por primera vez, tendremos un Focus hecho en China, ante la cancelación de la planta en San Luis Potosí y el anuncio de que Hermosillo tampoco estaría encargada y podríamos verlo por primera vez con una gama de motores turbo de baja cilindrada para todas las versiones. Más adelante se presentará el ST, con un motor de 2.0 litros y más de 260 hp, además del RS, que será híbrido con alrededor de 400 hp.

Ahora lee