Ford Focus dice adiós

La producción del Focus de tercera generación para Norteamérica ya ha cesado; el modelo Active vendrá de China en 2019 y mantendrá vivo al nombre.

Tal cual lo adelantábamos, el Focus sería el primero de los autos de Ford en dejar de producirse, parando la línea de ensamblaje los primeros días del mes de mayo de 2018. El día llegó y la producción del auto compacto de Ford en Norteamérica de detuvo el pasado 4 de mayo, tanto en versiones hatchback como sedán.

Es curiosa la forma en la que hizo el paro, porque a diferencia de otras ocasiones no hubo medios locales o cámaras de TV, tampoco se tomó la tradicional foto grupal con el último auto en la línea ni mucho menos una celebración con el auto. Simplemente se terminó el último auto, salió de la planta y punto final.

A México nunca llegó el Focus 2018, al menos según el sitio web de Ford, en el que aparece solamente el modelo 2017 que se seguirá vendiendo hasta que se agoten los inventarios. El resto de la gama de autos sí contempla modelos 2018, y el Fiesta, que será el próximo auto en despedirse, asegura su permanencia en los concesionarios por al menos un año más.

Este es el primer paso hacia el cambio que plantea Ford Motor Company, deshaciéndose de todos sus autos excepto por el Mustang y la versión Active del Focus, basada en la carrocería station wagon pero crossoverizada con acentos en plástico y una mayor altura respecto al piso.

Este nuevo auto comenzará a llegar a Estados Unidos a partir del 2019 desde la planta China de Chingqing, pero su arribo a México no está confirmado.

La planta de Michigan comenzará a producir la nueva Ranger este mismo año y para ello, ya han comenzado los trabajos de remodelación. Más adelante, se unirá a la línea en esta planta la nueva Bronco 2020, con la que Ranger compartirá plataforma y otros componentes mecánicos.

Ahora lee