Ford devela nuevos sistemas de asistencia a la conducción que podrían llegar al mercado en los próximos 24 meses

Como parte de los esfuerzos de la marca de ovalo azul por hacer la conducción lo más segura posible, Ford presenta tecnologías completamente nuevas en el mercado que deberán ayudar a disminuir los niveles de estrés mientras conducimos en ciudades con tráfico denso y también podrán evitar accidentes que suceden por distracciones o confusiones.

El primero de estos sistemas de llama Wrong-Way Alert y como su nombre en inglés indica, evitará que los conductores circulen en contraflujo en avenidas o autopistas de alta velocidad. Ford entiende que cuando un conductor ingresa en sentido contrario en una vía rápida, la mayoría de las veces ocurre porque no conocía la zona y no sabía que ese camino era en sentido contrario o bien, porque sencillamente no vio la indicación en el camino. Este nuevo sistema de Ford utiliza cámaras montadas en el techo del auto para leer señales de ‘alto’ en el camino y en conjunto con la información recopilada por el sistema de navegación es capaz de determinar si estamos entrando a una vía en la dirección incorrecta para luego enviar alertas acústicas y visuales al conductor.

Con el hardware ya desarrollado, Ford también presenta otras tecnologías que dependen en gran parte de las cámaras y radares que usa el sistema de alerta de sentido contrario. El segundo sistema, Evasive Steering Assist, puede manipular la dirección del auto para evitar una colisión cuando los frenos ya no son suficientes. Como se muestra en el vídeo, los radares y sensores son capaces de decidir en milisegundos que trayectoria debería seguir el vehículo para evitar una colisión y entonces, si el conductor gira el volante, el sistema llevará al auto por la trayectoria trazada con el fin de evitar la colisión. Este sistema funciona a cualquier velocidad por debajo de los límites razonables, es decir, no importa si estamos en ciudad o autopista, el auto podrá evitar un accidente de cualquier forma.

Finalmente, se presentan también mejoras a los sistemas de iluminación y asistente de estacionamiento existentes y se incorpora el asistente en embotellamientos. Los radares del auto podrán detectar cuando el auto se aproxime a una glorieta para luego modificar la iluminación y hacer visibles objetos pequeños o no iluminados como animales, peatones o ciclistas. Las mejoras al asistente de estacionamiento ahora lo hacen capaz de estacionar el auto con solo presionar un botón, antes había que tomar control de la caja de velocidades, acelerador y freno y ahora el auto podrá cambiar entre reversa y drive por su cuenta para realizar la maniobra, aparte de que también acelerará y frenará según sea necesario para entrar en el lugar elegido, sea en paralelo o en batería. El asistente de embotellamientos funciona de forma similar al control de velocidad adaptativo, pero detendrá el nuestro coche si el vehículo adelante se detiene y volverá a ponerse en marcha cuando el transito también lo haga.

Según comenta Ford, estas tecnologías son parte del plan para triplicar la inversión en las áreas de desarrollo de asistencias al conductor y podrían estar disponibles en 2 años o menos, posiblemente las veamos de inicio en las próximas generaciones de los autos de gama alta de la firma como lo son Explorer, Edge y Fusion y más adelante aparecerían también en las gamas media y de entrada, Fiesta, Ecosport, y Escape por ejemplo.