Estudio: ¿Cómo se asegura un auto autónomo?

Aunque su principal función es disminuir considerablemente los accidentes, ¿Quién paga cuando un auto autónomo sufre un percance?

No cabe duda de que, el futuro de la movilidad contempla al manejo autónomo que permitirá a los conductores quitar las manos y los ojos del camino, por lo que las políticas y también los seguros tendrán que ajustarse a la nueva tecnología, para decidir quién pagará las cuentas si sucede un accidente.

Las compañías automotrices junto con las compañías de tecnología se encuentran desarrollando la tecnología necesaria para ofrecer una conducción autónoma segura, con el principal objetivo de disminuir y eventualmente erradicar los accidentes de tráfico, pero de aquí a entonces, existen riesgos que los podrían involucrar en diversos accidentes.

El tema de la responsabilidad

Países como el Reino Unido, han trabajado en una nueva ley para brindar claridad acerca de las políticas de responsabilidad en caso de que un auto de conducción autónoma sufra un accidente.

La mayoría de los autos con capacidades de conducción automatizada, contarán con modos de manejo que permitirá mudar de un modo de manejo controlado por el conductor, a ser completamente automático, por lo que en teoría tendrían que utilizar dos tipos de pólizas diferentes.

Sin embargo, el contar con 2 tipos de pólizas plantea un escenario complicado por los usuarios, por lo que las compañías aseguradoras en Reino unido se encuentran elaborando un modelo de seguro que cubra ambos modos de manejo.

De esta manera, las aseguradoras tendrán que seguir pagando reclamaciones, pero podrán recuperar algunos de los costos directamente de los fabricantes de automóviles, cuando se dictamine que su tecnología fue la causante del accidente, según comentó David Williams, director técnico de AXA Reino Unido.

Vías más seguras

De acuerdo con la NHTSA, el organismo encargado de la seguridad vial en Estados Unidos, cerca del 94 por ciento de los accidentes son causados por errores humanos, por lo que la implementación de la tecnología de manejo autónomo contribuirá a disminuir los accidentes de manera significativa.

Y no sólo los usuarios de autos de conducción autónoma serán los beneficiados, ya que eventualmente los accidentes se reducirán en un 50 por ciento, haciendo que los autos de conducción manual también tengan menos accidentes.

Inicialmente, los accidentes que involucren a autos autónomos tendrán un elevado costo de reparación, por la gran cantidad de sensores e instrumentos tecnológicos que se tenga que reparar. Aunque los costos de dichos sensores tendrán que disminuir una vez que la producción de autos autónomos aumente y se normalice.

Compartiendo el costo

Las aseguradoras están conscientes de la llegada de la tecnología de conducción autónoma permitirá que un nuevo tipo de propiedad compartida surja como opción para los usuarios, por lo que se tendrán que adaptar a este modelo.

Incluso en este tipo de modelo de propiedad, el vehículo autónomo tendrá que estar asegurado, ya sea a través de el reparto de costos entre los usuarios o ya sea por parte del propietario.

De igual manera, las compañías aseguradoras ofrecerán productos en donde el uso de la conducción automatizada sea incentivado y de esta manera, disminuir el riesgo de sufrir un accidente.

Muchos de los fabricantes han apostado mucho por el desarrollo de la tecnología de manejo autónomo, como Volvo que asegura que un buen porcentaje de sus ventas tendrán que ver con esta tecnología, aunque todavía falte para verlos dentro de la lista de autos en venta de nuestro país.

Ahora lee: