Este es el papel que tendrán Chrysler y Dodge dentro de FCA

No hubo un plan explícito para Chrysler y Dodge, como sí lo hubo para Jeep o Ram; pero el espacio que ocuparán ambas marcas en el grupo es claro.

Sergio Marchionne apareció hace unas horas en la pista de pruebas de FCA en Balocco para dar a conocer el plan de producto la compañía hacia 2022, como ya lo había hecho en 2009 y 2014, ahora por última vez tras anunciar su retiro este mismo año.

Marchionne empezó su carrera en FCA como un contador, pero su habilidad con los números y su enfoque hacia la rentabilidad fue lo que lo llevó tan alto. Esa misma habilidad asustaba a muchos entusiastas, porque se pensaba que, con el foco hacia las utilidades, podría haber anunciado el fin para las icónicas marcas Chrysler y Dodge que no generan un gran porcentaje del total.

Afortunadamente, tras 10 años como el líder indiscutible de FCA aprendió a entender a los entusiastas, dándole vida nueva a Alfa Romeo y Jeep, dos muy queridas, y manteniendo a Lancia, también legendaria en el mercado italiano.

Para Dodge y Chrysler, dos marcas también icónicas, el futuro parece estar asegurado según palabras del propio Sergio, aunque no son la prioridad y no crecerán más allá de las fronteras de América del Norte. Tiene sentido, porque las marcas que más contribuirán con flujo de dinero a FCA hacia 2022 según los pronósticos son Alfa Romeo, Maserati, Jeep, Ram y FIAT Professional, según muestra el gráfico presentado hace unas horas por el propio Marchionne.

“Nuestra visión es que el 70 por ciento del mercado estadounidense ya se alejó de los sedanes, así que tratar de fabricar sedanes tradicionales no es de mucha ayuda,” dijo Marchionne.

Chrysler

La marca no se irá, y aunque tenemos muy buenas ideas para verla renace como una marca global, eso tampoco pasará. No, Chrysler se convertirá en una marca enfocada en autos autónomos con su alianza con Waymo para proveer un servicio, más que un bien, y entregar movilidad inteligente con autos compartidos. También piensan en vender las Pacifica autopilotadas al público, pero eso será más adelante.

Hoy se confirmó que 62,000 Pacifica serán usadas para la colaboración con Waymo, preparándose para lanzar la aplicación de chófer privado que compita con Uber.

Parece que el Chrysler 300 sí se retirará, pero la Pacifica no se colocará como el único producto porque hacia mediados de 2019 llegará un nuevo crossover grande basado en la Pacifica como rival de Chevrolet Traverse, Volkswagen Teramont o Toyota Highlander, seguramente con más de 5 metros de largo y amplio espacio.

Aunque FCA tiene en Dodge Durango a un producto similar, el nuevo CUV de Chrysler será de tracción delantera y con un foco más hacia la practicidad y habitabilidad en lugar de ser un muscle car con tres filas de asientos. Teniendo un motor V6 y menos peso también le permitirá ser más eficiente y por consiguiente, más atractivo para las familias.

Chrysler será entonces una marca de autos familiares, y además ofrecerá movilidad inteligente y autónoma.

Dodge

Que Marchionne haya declarado que en FCA ven como el 70 por ciento del mercado estadounidense ya se ha alejado de los sedanes no quiere decir que Dodge vaya a convertirse en una armadora de SUVs y crossovers. “Marcas como Dodge pueden jugar un papel ahí por su herencia deportiva,” agregó Sergio.

Eso es una pista de que Charger y Challenger seguirán adelante y además dio habló sobre el desarrollo de próximas generaciones, que según parece, no estarán basadas en la plataforma Giorgio de Alfa Romeo sino en una versión completamente renovada de la base actual que tiene sus orígenes en los Mercedes W124 de los noventa.

“No tendremos necesariamente que ir tan lejos como para llegar a la arquitectura Giorgio para Dodge si nos comprometemos a hacer mejoras significativas a la actual para hacerla competitiva,” dijo Marchionne, antes de agregar que “para cuando la terminemos no podrán reconocer sus orígenes”.

Deja ver que en el futuro de Dodge hay más músculo y que no quedará en los actuales Charger y Challenger, además de que será complicado que los veamos con mecánicas enchufables manteniendo la arquitectura actual, porque aunque se va a renovar parece difícil que pueda aceptar propulsores tan complejos.

“Dodge tiene que continuar el espacio particular como la marca de alto desempeño, y necesitamos seguir construyendo sobre esa aptitud clave. El espacio de negocio de las minivan será ocupado por Chrysler, como la solución de movilidad en el mercado estadounidense,” finalizó.

Además, y solamente en México, en donde los autos subcompactos de entrada siguen siendo muy importantes desde el punto de vista de volumen, Dodge seguirá ofreciendo los productos que ofrece actualmente, como Neon, Attitude o Vision, acompañando a los más deportivos en la gama. FIAT será importantísima, porque será la encargada de proveer estos autos como lo hace actualmente, y parece que el próximo será Cronos, sustituyendo a Vision.

Fuente: Autocar

Ahora lee