El revolucionario motor HCCI del próximo Mazda3 será presentado este mes, y también el concepto que lo inspirará

Mazda ya está a unas semanas de presentar oficialmente a su nuevo motor de carga homogénea que motivará a la cuarta generación del Mazda3, esperado para hacer su debut en 2018. Los primeros detalles de la nueva fuente de poder serían revelados a finales del mes de agosto, en un foro de tecnología en la ciudad alemana de Frankfurt.

En una nueva campaña de revelación de producto que hará eco a la de la primera CX-5, el primer modelo SkyActiv que se presentó en 2011, el foro de HCCI (Ignición por compresión de carga homogénea) estará seguido por el Salón de Tokio, en donde la marca de Hiroshima presentará un auto concepto que adelantará el diseño del nuevo Mazda3.

Sin embargo, aunque conoceremos a la nueva familia de motores, denominada SkyActiv II, el remplazo del auto compacto de Mazda no tendrá una nueva plataforma. El próximo Mazda3 seguirá basándose en la plataforma actual, manteniendo las políticas de Mazda de renovar las bases de sus autos cada dos generaciones, con una nueva carrocería llegando cada 5 años, como ya ocurrió con la CX-5 recientemente.

El brinco de SkyActiv

El sucesor del Mazda3 se adelantará al nuevo Mazda6, por su importancia como el superventas de la marca a nivel global. El Mazda6 seguirá la misma estrategia que su hermano menor unos meses más adelante, con nuevos motores y un exterior totalmente nuevo, pero usando la misma plataforma que el actual.

Luego, el proceso se repetirá para Mazda2 (lanzado en 2014), CX-3 (Marzo 2015), MX-5 (Agosto 2015 y CX-9 (Julio 2016), antes de que se cierre el ciclo y el primer Mazda de séptima generación, ahora sí montado en una nueva plataforma, llegue con el lanzamiento de la CX-5 III, esperada para 2022.

La CX-4 y CX-8, productos exclusivos para el mercado asiático también recibirán a los nuevos motores. CX-4 ya está a la venta en China, y la CX-8 deberá debutar en su totalidad en octubre durante el Salón de Tokio junto al auto conceptual del que derivará el próximo Mazda3.

Para antes de que termine la década, Mazda también presentará un auto deportivo con motor rotativo y tecnología HCCI, así como una nueva generación de su pickup BT-50 basada en la Isuzu D-Max. El primer auto totalmente eléctrico de Mazda llegará en 2021, y en ese mismo año veremos al híbrido enchufable con extensor de rango Wankel.

Como parte de la renovación de toda su gama en 2020, existe la posibilidad de que vuelvan las variantes Mazdaspeed, con un motor basado en una versión HCCI del motor de 2.5 litros turbocargado que equipa la CX-9. Es casi seguro que la gama Mazdaspeed incluirá variantes del Mazda2, Mazda6 y CX-5.

Reducción de emisiones

Por ahora, la compañía apunta a reducir un 30 por ciento los consumos con la introducción de la tecnología HCCI el año entrante. Este 30 por ciento se sumará al 30 por ciento alcanzado hasta ahora desde el año 2008. Como ya esperábamos, Mazda tendrá su motor listo antes que Daimler, General Motors y Hyundai, entre otras armadoras que ya trabajaban en un tecnología similar, para introducirlo al mercado en 2018 como la primera aplicación de producción del bloque tipo-diésel de ignición por compresión en un motor de gasolina.

Todos los detalles de anunciarán más adelante, pero lo más probable es que el motor equipe bujías convencionales para uso a bajas revoluciones, con ignición por compresión en regímenes altos de vueltas.

Este nuevo ciclo de combustión producirá una quema más eficiente de combustible, resultado en menores consumos y emisiones, y eliminando al mismo tiempo todo tipo de cascabeleo. Los motores actuales SkyActiv ya usan una relación de compresión increíblemente alta, de hasta 14.0:1, aunque en nuestro mercado esa cifra es ligeramente menor debido a la calidad de nuestros combustibles.

Con la adición de HCCI, la relación de compresión podría incrementarse hasta 18.0:1, y se estima que en el motor 2.0 litros del próximo Mazda3 los consumos podrían alcanzar los 30 kilómetros por litro, con emisiones menores a 95g/km, como lo requiere la regulación en Europa en 2020. Mazda alcanzará la meta un año antes.

Información | Motoring