El nuevo motor Godzilla V8 de 7.3 litros de Ford sí cabe en el Mustang y en la Lobo Raptor, pero hay un problema

Tener un motor de ese tamaño en un Mustang suena atractivo pero, ¿qué sucede con el peso?

Ford presentó hace unos días a la rediseñada Serie F Super Duty, y la novedad más valorada fue sin duda el motor V8 de 7.3 litros que remplaza al anterior V10 de 6.8 litros, mismo que tenía sus raíces en la década pasada.

Mike Levin, portavoz de Ford Motor Company confirmó a los medios estadounidenses que dicho motor cabe perfectamente bien bajo el cofre de dos autos que, en teoría, serían candidatos ideales para recibirlo: Ford Mustang y Lobo, especialmente la Raptor.

No hay datos oficiales de este motor, pero es casi un hecho que tendrá al menos 450 caballos de fuerza y ello representa el primer problema, ya que el actual Coyote V8 de 5.0 litros entrega 460 en el GT o hasta 480 en el Bullitt, por lo que el motor más grande no tiene una ventaja tangible en ese sentido. Incluso el V8 de 5.2 litros del Shelby GT350 podría superarlo holgadamente sin acudir a la inducción forzada.

Algo similar sucede con la Raptor, cuyo propulsor EcoBoost V6 de 3.5 litros entrega la nada despreciable cifra de 450 hp y 510 lb-pie de par, de un motor de menos de la mitad del desplazamiento.

Peso y consumos

Entonces llega el segundo problema que quizá sea el más importante, el peso. Habiendo sido desarrollado para una pick-up, el nuevo motor V8 de 7.3 litros está construido de acero, frente a la aleación de aluminio de otros propulsores V8 usados por Ford actualmente. No hay un incremento sustancial de potencia y sí lo hay en el peso, no parece una receta ganadora.

Además, se gana peso en donde es más negativo, justo por encima del eje delantero. Eso, en un coche deportivo como el Mustang o bien en una camioneta pensada para destrozar cualquier terreno como la Lobo Raptor iría en contra de la experiencia de manejo.

Finalmente están las regulaciones de consumo de combustible y emisiones en nuestro vecino país del norte, que hacen que sea prácticamente imposible para Ford usar este motor fuera de la Serie F Super Duty para el que fue desarrollado.

Seguramente habrá modificadores que instalarán este bloque en esos mismos autos, pero que Ford lo haga directamente desde la línea de producción es casi imposible. Más adelante, hacia mediados del 2020, Ram presentará a la TRX con más de 575 hp, y seguramente Ford echará mano de su división de alto desempeño para no quedarse atrás, pero no será con el nuevo bloque Godzilla.

Ahora lee