El nuevo método de medición de emisiones WLTP golpea las ventas en Europa

Las ventas en el viejo continente sufren de una fuerte caída por la falta de oferta que cumpla con la norma WLTP de emisiones contaminantes.

Las estrictas normativas europeas de emisiones contaminantes empiezan a hacer estragos en las cifras de ventas de automóviles que, según los expertos, no se recuperarán hasta noviembre. La principal causa, la falta de vehículos que cumplan con el nuevo protocolo WLTP.

Las ventas del mercado europeo en general sufrieron un abrupto colapso del 23.5% en septiembre, mientras que las ventas de Alemania en particular, cayeron hasta un 30.5%.

La Asociación Europea de Fabricantes Automotrices, (ACEA, por sus siglas en inglés) culpa al mencionado protocolo de medición de contaminantes WLTP del colapso actual y de porque los clientes y fabricantes aprovecharon adelantarse a la entrada en vigor y aumentaron las ventas en agosto en un 32%.

El nuevo esquema de certificación de emisiones contempla cambios significativos en la manera en que los datos son obtenidos, principalmente, el hecho de que ya no se realizan en un banco de pruebas, sino que las pruebas suceden en tráfico real, recorriendo una mayor distancia, permitiendo obtener resultados más cercanos a la realidad y sobre todo más difíciles de manipular. Además, contempla la homologación de los ciclos de autonomía de vehículos eléctricos e híbridos.

La certificación es más complicada de obtener y la razón por la que la oferta de vehículos que la cumplan también se ha visto afectada.

En el mencionado caso de Alemania, el tradicional mercado fuerte de Europa, la cifra de más de 30% se traduce en casi 90,000 vehículos vendidos menos que el año pasado.

En el Reino Unido, el porcentaje de pérdida llegó a un 20.8% (338,834 vehículos menos), mientras que Suecia presentó una merma del 39.7%, Austria una del 40.5% y Francia con un 12.8%.

Las únicas naciones que lograron escapar de la masacre de ventas fueron Croacia y Bulgaria, con una disminución de apenas 6,000 unidades entre ambas.

En cuanto a fabricantes, también hay algunos que sufrieron más que otros, como Ford que a pesar de que tiene todo su catálogo aprobado por el WLTP, perdió un 13.7% de ventas, pero aún así ganó en la participación del mercado.

Por su parte, Volkswagen  presentó pérdidas de más del 48%, mientras que todo el conglomerado alemán alcanzó hasta el 51%.

Sobre esto último, el encargado de ventas de la junta directiva Jürgen Steackmann declaró: “Las ventas han retrocedido en septiembre, pero habíamos esperado el retroceso seguido de los récords de agosto. Octubre también será difícil por el cambio al esquema del WLTP, pero para noviembre, estaremos listos para el impulso de fin de año”.

Sin embargo, el Grupo Volkswagen mantuvo el liderato en el mercado al colocar 178,201 vehículos en septiembre.

Los únicos tres fabricantes que se adelantaron al proceso de homologación y que no sufrieron pérdidas presentando crecimiento en septiembre fueron Kia, Volvo y Jaguar.

Sorpresivamente, Jaguar incrementó un 33.5%, mientras Kia apenas llegó al 4.3 y Volvo al 3.1.

Todas las pérdidas dejan en claro que tanto los clientes como las marcas aprovecharon el verano para mejorar la venta de autos antes de que las nuevas regulaciones entraran en vigor, lo que dio como resultado el récord en agosto y las consecuentes pérdidas en septiembre.

Ahora lee: