El apetito por los vehículos eléctricos aumenta, 1 de cada 5 conductores americanos quiere uno

Una reciente encuesta realizada por las asociación AAA de Estados Unidos revela que el 20 por ciento de los conductores Norteamericanos quiere un vehículo eléctrico.

Nos encontramos sin duda en una época de cambio dentro de la industria automotriz, la movilidad electrificada dejó de ser un plan para el mediano y corto plazo y se ha vuelto en una realidad latente, a partir del próximo año, la mayoría de los fabricantes, entrarán de lleno con sus diferentes estrategias para ofrecer una amplia gama de automóviles eléctricos, y una encuesta realizada por la Asociación Automotriz Americana, revela que uno de cada 5 conductores norteamericanos, quiere un vehículo eléctrico.

Con un aumento del 15 por ciento de acuerdo con la encuesta realizada por la asociación en 2017, el 20 por ciento de los 50 millones de ciudadanos estadounidenses y canadienses muy probablemente busquen un vehículo impulsado por baterías para su siguiente compra.

La principales razones que los encuestados han revelado para pensar en adquirir un vehículo con esta tecnología es que los costos de manutención son más bajos comparados con un vehículo con motor de combustión interna, además de que el rango de autonomía ha sido mejorado en general y los vehículos eléctricos equipan la más alta tecnología de seguridad a bordo.

El principal desmotivante para pensar en la compra de un vehículo impulsado por electricidad era la ansiedad de rango, que al parecer ha ido disminuyendo, conforme se pueden encontrar cada vez más lugares para recargar los vehículos.

Aún así, los conductores que comentan sentirse inseguros o reacios en elegir a un auto eléctrico como su próximo vehículo, 63 por ciento argumentan que la razón es que no existen suficientes lugares para recarga, mientras que 58 por ciento muestra preocupación de quedarse sin carga mientras conduce.

Para sorpresa de nadie, la ansiedad de rango es mucho más preocupante entre los adultos que forman parte de las llamadas Generación X y los Baby Boomers (64 y 66 por ciento respectivamente), que para los jóvenes millennials (48 por ciento).

Y a pesar de que la tecnología de las baterías y cargadores disponibles ha avanzado de manera significativa, 7 de cada 10 conductores (68%) consideran que un tiempo de recarga menor a 30 minutos es una cantidad razonable para esperar.

Dentro de la misma encuesta también se enumeran las características que un comprador más valora al momento de pensar en un automóvil eléctrico como su siguiente compra:

  1. Confiabilidad 92%
  2. Rango de autonomía 87%
  3. Pruebas de choque 77%
  4. Costo 71%
  5. Aceleración y manejo 69%
  6. Seguridad y tecnología avanzada 60%
  7. Diseño 34%
  8. Marca 33%

La asociación también está consciente de que los conductores estamos acostumbrados a recargar combustible en una de las múltiples estaciones que podemos encontrar en casi cualquier lugar, llenar nuestro tanque en cuestión de minutos y seguir en nuestro camino.

Sin embargo, los vehículos eléctricos pueden requerir de horas para poder recuperar su nivel de autonomía máxima, y para los nuevos conductores de este tipo de autos puede ser abrumador, pero aseguran que con un poco de planeación y organización, los conductores de autos eléctricos pueden evitar inconveniencias relacionadas al rango de sus vehículos, mientras que la tecnología avanza y permite un tiempo de recarga y rango mejorados.

Ahora lee: