¿Efecto Trump? La producción de la Ram HD se mudará de Saltillo a Estados Unidos en 2020, pero FCA no retira inversión ni empleos de México

La siguiente generación de la Ram HD dejará de producirse en la planta de Saltillo, Coahuila a partir del 2020, pero no es necesariamente una mala noticia. La producción pasará a hacerse en la planta de FCA en Warren, Michigan para fabricarse junto con las nuevas Jeep Wagoneer y Grand Wagoneer con las que compartirá chasis y otros componentes.

Esto es posible gracias a que los ingenieros de FCA tomaron la decisión de basar a las nuevas SUVs de Jeep en la plataforma de largueros de las pick-ups de Ram en lugar de usar un monocasco, tomado de la Grand Cherokee, que era el plan originalmente.

El plan inicial de inversión de FCA en Warren para la producción de las nuevas Jeep se hizo precisamente en enero de 2017 y en ese momento se confirmó una cantidad de 1,000 millones de dólares destinados a Warren y Toledo, esta última para la producción del próximo Jeep Scrambler.

EL nuevo plan de inversión contempla 1,000 millones de dólares adicionales para producir en Michigan a las nuevas Ram HD, modernizando a la planta en Warren para tenerla lista para recibir a las nuevas pick-ups hacia 2020 y agregando 2,500 empleos.

Es cierto, la decisión tomada puede tener que ver con ciertas amenazas del presidente Trump por importar autos hacia los Estados Unidos, pero la realidad es que, en este caso, es muy probable que México salga ganando.

La Ram HD que se hace actualmente en nuestro país y que mudará su producción a los Estados Unidos es un producto demandado únicamente en Norteamérica. Es decir, prácticamente toda la producción de Ram HD en Saltillo, Coahuila tiene como destino los Estados Unidos.

FCA modernizará también la planta de Saltillo con una inversión para prepararla para la llegada de un nuevo vehículo comercial de carácter global, posiblemente una van de FIAT, que se exportará a todo el planeta y no solo a nuestro vecino país del norte, aprovechando que México tiene muchos más tratados comerciales con el resto del mundo del que Estados Unidos.

Con este movimiento, no se retira inversión de México y tampoco se perderán empleos de la planta en Saltillo, FCA.

Así, tenía mucho más sentido fabricar al modelo local (Ram HD) en Estados Unidos y dejarle a México el nuevo auto para todo el mundo, aprovechando que tenemos más acuerdos y por tanto, FCA podrá enviar su producto a más mercados sin aranceles.