Duelo en familia: SEAT Ibiza FR vs SEAT León Style 150 hp

¿Qué es mejor? La versión tope de gama del Ibiza o una intermedia de su hermano mayor, el León.

En un mercado tan sensible tanto al precio como al tamaño y segmento de los vehículos como el mexicano, siempre llega la duda a los consumidores sobre cual es la mejor decisión de compra entre las versiones de entrada de un segmento superior y las más equipadas del inferior. Para eso es este análisis que ahora tiene como protagonistas a los hatchbacks de SEAT, el Ibiza en contra de su hermano mayor el León, para poder ofrecer un veredicto de mejor compra.

En este enfrentamiento de familia, evaluaremos a la versión FR del Ibiza, que monta el efectivo motor de 3 cilindros turbo y 1.0 litros de desplazamiento, con un precio de 336,900 pesos y se presenta como la versión más equipada del pequeño hatchback subcompacto en contra del León en su versión Style, con el probado motor de 4 cilindros y de 1.4 litros de cilindrada con 150 caballos de fuerza, posicionado como uno de los de acceso a la gama del compacto con un precio de lista de 321,201 pesos.

SEAT Ibiza FR

La reciente renovación del Ibiza integra la utilización de la plataforma MQB A0 del grupo y que está presente en un gran número de modelos. La versión que estamos evaluando corresponde a la FR con el fabuloso motor de 3 cilindros con 115 hp y 148 lb-pie de par disponible desde las 2,000 revoluciones por minuto.

El pequeño propulsor es capaz de mover con soltura al Ibiza y representa una de sus mejores cartas, ya que entrega una sensación dinámica muy interesante, además de cifras oficiales de consumo de 22.8 km/L, lo que arroja un costo anual de combustible de $13,361.20, considerando el costo del combustible de alto octanaje a 20.16 pesos por litro.

El Ibiza representa a los hatchbacks subcompactos que tiene unas dimensiones de 4,059 mm de largo, 1,780 mm de ancho, 1,444 mm de alto y una distancia entre ejes de 2,564 mm que otorgan de una cabina con amplitud suficiente que consideramos una de las mejores del segmento.

Las dimensiones interiores permiten en el Ibiza que adultos de buena estatura puedan ocupar las filas traseras sin problemas, incluso por detrás de un conductor también de estatura similar, y además, la anchura al interior del habitáculo de 1,330 mm otorga un buen espacio para hombros.

Para completar el tema de la habitabilidad, la cajuela pone a nuestra disposición hasta 355 litros de capacidad para cargar con suficiente equipaje y se acerca mucho a la capacidad de su hermano mayor.

En el tema de equipo, la versión FR incluye rines deportivos de 17 pulgadas, grupos ópticos con tecnología Full LED, asientos deportivos, iluminación ambiental, volante deportivo multifunción forrado en piel, pantalla táctil de 8 pulgadas con sistema de sonido Beats y conectividad con plataformas Android y iOS, sensores de estacionamiento delanteros y traseros, 6 bolsas de aire, frenos ABS y control de estabilidad, entre otras muchas amenidades.

SEAT León Style 150 hp

Del otro lado, encontramos el hatchback compacto de la marca con una muy buena reputación dado a la orientación deportiva del modelo, comparado con los distintos productos del Grupo Volkswagen basados en la misma plataforma MQB. Estéticamente, los dos modelos son muy parecidos, incluso al momento del lanzamiento del nuevo Ibiza, se consideraba como un pequeño León, por lo similar de sus formas.

En la versión Style que estamos analizando, monta el reconocido 4 cilindros de 1.4 litros de desplazamiento que podemos observar en múltiples modelos del grupo. Además podemos optar por una caja manual de 6 velocidades o una automática de 7, pero para tema de la comparativa, la versión con caja manual y 150 caballos de fuerza, será la que evaluaremos porque es la que se asemeja con la única oferta en el Ibiza FR.

Dicho motor entrega un desempeño sobresaliente y permite mover con soltura al León. Y según los datos oficiales de la marca, permite conseguir consumos de 19.2 km/L en ciclo mixto, lo que nos costaría en teoría 15,745 pesos anualmente en combustible.

Al pertenecer a un segmento superior, el León nos muestra unas dimensiones de 4,282 mm de largo, más de 20 cm sobre el Ibiza, 1,816 mm de ancho y 1,459 mm de altura, pero más importante aún una distancia entre ejes de 2,636 mm que se traducen en un mejor espacio interior, sobre todo para las piernas de los pasajeros de la segunda fila.

Sorpresivamente, la anchura interior es exactamente la misma con 1,330 mm, lo que nos habla del excelente trabajo realizado en el interior del Ibiza, que es un modelo más nuevo que el León. Mientras que la cajuela dispone de 380 litros de capacidad, que es suficiente para cargar con un par de maletas de buen tamaño y no se encuentra tan alejado del más pequeño Ibiza.

En cuanto a equipamiento se refiere, el León, a pesar de tratarse de un modelo base, cuenta con una gran lista de amenidades que lo colocan como una de las opciones de referencia en la categoría, entre los que encontramos, rines de aluminio de 17 pulgadas, faros de halógeno con autoencendido, volante multifunción forrado en piel, asientos de tela, climatizador, pantalla táctil de 8 pulgadas con Android Auto y Apple CarPlay como opción, sensores de estacionamiento únicamente para la parte posterior, 6 bolsas de aire y control electrónico de estabilidad, entre otras.

¿Cuál es mejor compra?

En términos generales, ambos modelos se encuentran muy parejos, el hecho de que el León pertenezca a una categoría superior significa un mejor espacio interior aunque tampoco es mucha la diferencia, y es que la renovación más reciente del Ibiza muestra un muy buen trabajo del aprovechamiento del espacio.

Y a pesar de que la respuesta del pequeño motor de 1.0 litros turbo es muy efectiva, el motor de 4 cilindros es también lo es y ambos ofrecen una muy buena cifra de consumo, además de un buen carácter deportivo que se ve acentuado por la utilización de transmisiones manuales que conceden una conducción muy atractiva, para quienes gustamos de manejar.

Sin embargo, a pesar de que el nuevo Ibiza presenta cotas no muy alejadas a las de su hermano mayor, al menos en números, la percepción de espacio interior es superior en el hatchback compacto, al igual que la percepción de calidad de materiales en el interior.

Además el equipamiento básico del León es muy completo y el Ibiza FR, presenta diferencias sobre todo en accesorios de confort, como lo son la interface con las plataformas de teléfonos inteligente de serie o los faros con tecnología Full LED. Ambos muestran un nivel de seguridad bastante completo, con 6 bolsas de aire, frenos ABS y control de estabilidad.

Así que en conclusión, consideramos al León como una mejor opción de compra, pero por un pequeño margen, ya que el trabajo realizado con la última generación del Ibiza es muy bueno sobre todo en el interior. Aún así, el León es 15,000 pesos menos costoso en la versión evaluada y ofrece la posibilidad de equiparlo con una transmisión automática DSG de 7 cambios, mientras que el Ibiza FR únicamente se encuentra disponible con la transmisión manual.

El Ibiza es una gran opción, nos atrevemos a decir que uno de los top del segmento, pero es uno de los autos en donde quizá la versión tope no sea la más conveniente, sino que la Xcellence queda, a nuestro parecer, mejor colocada por precio-valor y por el precio de salida del FR, hay un rival muy serio dentro del mismo concesionario de SEAT

Ahora lee