Chevrolet Spark 2020: 7 apuntes

Un nombre con mucha fuerza entre los autos urbanos ya representa unos valores muy distintos a lo que fue en la última década. Hoy día, el coche pequeño básico y cumplidor en GM es el Beat, heredero del pasado Spark, mientras el vigente Spark esconde, así no lo pueda parecer de entrada, atributos inesperados y muy interesantes.

1. Genes alemanes

A muchos años de la desaparición de la gama Opel de México (bajo el escudo Chevrolet), esa en la que los Astra, Vectra y Zafira eran una alternativa real, queda un pequeño rastro de esos tiempos con el Spark porque, en esencia, hablamos de un Opel Karl.

Sí, es cierto que se hace en Corea del Sur y los asiáticos tuvieron mucho que ver en su desarrollo pues al final es el reemplazo directo del pasado Spark generación M300 que ahora conocemos, con leves cambios estéticos (y hecho en India) como Beat, si bien para comercializar un coche de estos bajo el emblema de Opel en Europa hubo que elevar ciertos estándares que probablemente no habrían sido los mismos si entre los planes solamente hubieran estado Asia o México.

Entre esas mejoras para “europeizarlo” está el manejo, que abordaremos más adelante.

2. Mejor desempeño

Un gran argumento a favor del Spark es su motor, debido a una competencia que se inclina hacia propulsores ahorradores poco holgados en potencia, pero este Chevrolet se va hacia un 1.4 con 98 caballos y 89 lb-pie que no sonarán a mucho, pero para algo de apenas 3.59 metros de longitud y no más de una tonelada de peso, basta para hacerlo el más rápido del segmento, afirmación que aplica con la precisa caja manual de cinco velocidades.

Aún así, los consumos no serán necesariamente elevados y con una mejor aceleración a vehículos similares, el Spark sigue calificando de económico, con promedios de 14 kilómetros por litro o más si las condiciones del tráfico lo permiten.

3. También automático

Muy consecuente a su enfoque urbano, el Spark también se ofrece con una transmisión CVT que además de la obvia ventaja en comodidad, agrega en los niveles de equipamiento LT y Premier el sistema de control de estabilidad (Stabilitrak), que no está en los Spark manuales.

Es un atributo inusual en estos autos que consideramos muy valioso para la seguridad activa por el simple hecho de que la poca distancia entre ejes y ese comportamiento ágil hacen que en una emergencia se puedan presentar reacciones más agresivas de la parte trasera.

4. Opción “crossover”, pero…

Acorde a la moda y a cierto pánico de algunos por estar más protegidos de la pésima malla vial es muchas de nuestras calles, el Spark se vende también en variante “Activ”, que implica una suspensión denominada por Chevrolet como “System Soft Ride” algo más elevada, más blanda como su nombre lo dice y, de paso, decoraciones y protecciones en negro que le dan cierta agresividad a la apariencia.

¿Cuál es el apunte negativo del Spark Activ? Que contrario a los LT y Premier automáticos y al solo estar a la venta con caja manual, carece de control de estabilidad, elemento que es todavía más importante con un centro de gravedad más alto en esta versión.

5. Unas por otras

A estas alturas parece que el Spark es una compra excepcional, pero como no hay nada perfecto, uno de los sacrificios es que su espacio en el asiento de atrás no es tanto como en un Hyundai Grand i10, por poner un ejemplo. Cuestión de prioridades, ¿Seguridad y desempeño o habitabilidad?

6. Manejo o tamaño

Basándonos en el precio de lista a la fecha (septiembre de 2019), un Chevrolet Spark 2020 cuesta entre 204,600 y 265,200 pesos. Por esa cantidad ya hay subcompactos (segmento B) de mayor tamaño, con mecánicas más grandes y más cajuela.

El ejemplo más interesante que se nos ocurre es un Ford Figo y ciertamente sería una alternativa fuerte al Chevrolet desde el punto de vista del costo/beneficio, solo que hay que ponerse a pensar si el tamaño lo es todo pues, a cambio, el Spark responde con una conducción más precisa y que se percibe más moderna por cómo se siente su dirección, la caja de cambios o la suspensión.

Al final es una puesta a punto dinámica con un toque europeo contra una de un Ford de bajo costo para mercados emergentes (que de todas maneras ha sido bien recibido en el Viejo Continente).

7. El rival más fuerte

Por tamaño, perfil, por tener control de estabilidad como opción y por rango de precios, el contrincante que vemos más cercano al Spark es el Mitsubishi Mirage, una propuesta interesante que en las mismas dimensiones proporciona calidad y espacio, a costa de estar mucho menos elaborado en su interior, ser menos refinado en su funcionamiento (más vibraciones, suspensión más nerviosa) y no estar ni cerca al Chevrolet en términos de desempeño.

Ahora lee:


En la mayoría de los casos, https://soloautos.mx/ asiste al lanzamiento de vehículos nuevos por invitación de los fabricantes y/o distribuidores de vehículos a través de la editorial de Autología.

Los precios que se muestran son solo una "guía de precios", según la información que nos proporcionó el fabricante al momento de escribir el contenido editorial.
Al comprar un vehículo, siempre confirme el precio actual con el vendedor de un vehículo y/o los accesorios disponibles.

Las opiniones expresadas en la editorial de https://soloautos.mx/ son las del autor y no necesariamente del personal y colaboradores de soloautos.mx que asisten al extranjero y localmente a los eventos como invitados de los fabricantes e importadores.

Para más información, consulte nuestros Términos y Condiciones.

;