Chevrolet Corvette 2020 podría tener hasta 1000 hp y asistencia eléctrica

Si la actual generación te parece potente, espera a ver lo que Chevrolet está cocinando para el nuevo Corvette.

Al menos que hayas estado viviendo bajo una roca los últimos meses, sabrías que el nuevo Chevrolet Corvette se espera con una configuración de motor central, sin embargo, no hay más datos. El día de hoy, nuestros colegas de Car and Driver han tenido contacto con un interno de la marca que ha revelado nuevos detalles de este deportivo.

Teniendo un enfoque más exótico que antes, este nuevo Chevrolet Corvette está diseñado para ser construido en su mayoría de fibra de vidrio, además de tener un nuevo sistema de aerodinámica activa que, según el interno, funcionará y hará el trabajo de mejor manera que lo que encontramos hoy en día.

A pesar del hecho que será construido de materiales más ligeros que la actual generación, como lo son magnesio y aluminio, el nuevo C8 será más pesado teniendo como total 1,587 kilogramos. Gran parte de este peso proviene del bloque que propulsará a la unidad.

Como opción de entrada encontraremos a una versión mejorada del actual bloque LT1 V8 de 6.2 litros, que actualmente produce 455 caballos de fuerza, pero se espera que alcance hasta 500 unidades de potencia que serán transmitidas a las ruedas gracias a una caja automática de doble embrague con 8 escalones.

Tiempo después del lanzamiento, tendremos la adición de un nuevo bloque V8 con 5.5 litros de desplazamiento y cigüeñal plano, que producirá un mínimo de 600 hp de fuerza y podrá revolucionarse hasta las 9,000 vueltas por minuto.

Como en la era moderna 600 caballos no suena a mucha potencia para un vehículo de altas prestaciones, como pretende ser este nuevo Corvette, la marca también ofrecerá una versión con doble turbocargador de este bloque para elevar la pasión de los entusiastas hasta los 800 hp.

Como tope de gama para esta nueva generación, el interno de la marca ha revelado que a este motor antes mencionado con doble turbocargador se le adoptará un propulsor eléctrico con un equivalente a 200 caballos de fuerza, dando como resultado un total de 1,000 equinos de poder para la nueva generación de Chevrolet Corvette. La marca previamente registró el nombre de E-Ray, así que no sería de extrañar que esta versión adoptara este nombre.

“Actualmente estamos trabajando en una cifra de poder muy cercana a los 4 dígitos,” declaró el interno de la marca.

Ahora lee: