Chevrolet Camaro ZL1 ya a la venta en México con 650 caballos de fuerza

Después de que se presentara oficialmente en el pasado Salón de Nueva York, hace exactamente un año, finalmente el Camaro más potente y capaz de la historia hace su arribo a tierras mexicanas. Llegarán solamente 50 unidades, para conmemorar el 50 aniversario del nombre Camaro que nació en el año de 1967.

El Camaro ZL1 ha sido desarrollado para desafiar a los súper deportivos más capaces del mundo, y no solamente en una línea recta, sino que también podrá retarlos en caminos con curvas y en los circuitos más complicados de nuestro planeta gracias a las inteligentes modificaciones en el chasis.

“Chevrolet Camaro ZL1 llegó para revolucionar el mundo de los muscle cars. Desde su llegada a nuestro país, se ha posicionado como uno de los favoritos del segmento y estamos seguros que las mejoras que se le hicieron en cuanto a tecnología y desempeño van a sorprender a muchos”, comentó Francisco Garza, Vicepresidente de Ventas, Servicio y Mercadotecnia de General Motors de México.

El Camaro ZL1 está motivado por un motor V8 de la familia LT4, idéntico al que se usa en el Corvette Z06 y Cadillac CTS-V, desplaza 6.2 litros y, con ayuda de un supercargador Eaton, entrega 650 caballos de fuerza e igual número de libras-pie de torsión. Como no podía ser de otra forma en un muscle car, la potencia va dirigida el eje posterior, pero estrena la transmisión automática de 10 velocidades que General Motors desarrolló en conjunto con Ford.

La suspensión echa mano del sistema Magnetic Ride, que ajusta el fluido de la suspensión para endurecer o suavizar los amortiguadores, según las condiciones del camino. Cuenta con tres modos de manejo, Sport, Snow y Track para manejo deportivo, en nieve y en el circuito y es este último el que permite activar el control de arranque para acelerar de 0 a 100 kilómetros por hora en 3.5 segundos, sacando el máximo provecho de la nueva plataforma, más ligera y rígida.

Estéticamente se diferencia de las variantes SS por el cofre en fibra de carbono con una toma de aire totalmente funcional, alerón en cajuela, salida de escape doble de acero inoxidable y llanta Goodyear Eagle Supercar 3, de 285 milímetros adelante y 305 en la parte de atrás. Se ofrece también pantalla táctil de 8 pulgadas con sistema de audio Premium marca Bose, sistema OnStar, MyLink con conectividad para Android Auto y Apple CarPlay y cargador inalámbrico para dispositivos móviles.

La seguridad no se olvida, incorpora 8 bolsas de aire: frontales, laterales lumbares, de tipo cortina y para rodillas delantera, frenos marca Brembo, alerta de presión de llantas, cámara de visión trasera, alerta de tráfico cruzado y de cambios involuntario de carril. El control electrónico de estabilidad puede desactivarse por completo, aunque no se recomienda hacer eso fuera de un circuito.

Estará en 8 colores exteriores distintos e interior color negro desde finales del mes de abril con un precio de 1,250,000 pesos