CES Las Vegas 2018: Nissan presenta la tecnología Brain-To-Vehicle capaz de captar e interpretar ondas cerebrales

Nissan revelará en el CES 2018 de Las Vegas los avances de su más reciente investigación denominada Brain-To-Vehicle que permite al auto interpretar las señales del cerebro del conductor para redefinir la forma en la que interactuamos con los autos.

El objetivo no es otro que el de acelerar los tiempos de reacción de los conductores para que los vehículos continúen adaptándose y así hacer la experiencia de conducción más placentera.

“Cuando la gente piensa en conducción autónoma generalmente tiene una visión impersonal del futuro, donde los humanos tienen el control sobre las máquinas. Sin embargo, la tecnología B2V demuestra lo contrario utilizando las señales del cerebro para hacer de la conducción algo más placentero”, señaló Daniele Schillaci, vicepresidente ejecutivo de Nissan.

“A través de Nissan Intelligent Mobility estamos moviendo a las personas hacia un mejor mundo descubriendo mayor autonomía, conectividad y electrificación,” agregó Schillaci.

Este sistema puede predecir los movimientos del conductor para, por ejemplo, leer las señales cerebrales si ha detectado que este frenará bruscamente, para anticiparse y reducir los tiempos de reacción, consiguiendo una experiencia más intuitiva y segura aun cuando el conductor apenas podrá notarlo.

También es capaz de detectar si el conductor tiene alguna molestia para adaptar su entorno y la configuración de conducción al modo que resulte más relajante.

“Otros posibles usos incluyen el ajuste del entorno interno del vehículo. Por ejemplo, la tecnología puede utilizar realidad aumentada para ajustar lo que el conductor ve y crear un entorno más relajante,” comentó el Dr. Lucian Gheorghe, líder de la investigación B2V en el Centro de Investigación Nissan en Japón.

“Las aplicaciones potenciales de la tecnología son increíbles. Esto será un catalizador para impulsar mayor innovación en los vehículos de Nissan en los años venideros”, finalizó Gheorge.

Esta tecnología, también conocida como B2V es la primera de su tipo en el mundo, el conductor utiliza un dispositivo que mide la actividad de la onda cerebral, y luego se analiza mediante sistemas autónomos. El anticipar, los sistemas pueden tomar medidas como girar el volante o disminuir la velocidad hasta medio segundo más rápido de lo que lo haría el conductor por cuenta propia.