Cadillac ATS Sedán se despide en 2018

El sedán más pequeño de Cadillac dejará de producirse en los próximos meses; pero eso no quiere decir que Cadillac vaya a abandonar a los sedanes.

Cadillac ha confirmado que el ATS Sedán dejará de producirse y que el 2018 será su último año modelo. El coupé tendrá un ciclo de vida ligeramente más largo, porque se seguirá produciendo a lo largo del año modelo 2019, lo que garantiza su disponibilidad por al menos 18 meses más. Se manejarán los niveles de inventario para que el ATS Sedán siga estando disponible durante lo que resta del 2018.

El sedán compacto llegó en 2013 como un reto directo al Serie 3 y de hecho, la generación anterior había sido la referencia en términos dinámicos. Con un motor turbo de 272 hp, propulsión trasera y una precisa caja automática de 8 cambios casi lo logra, pero el espacio para pasajeros era limitado y algunos de los controles podían ser demasiado complejos, aunque las sensaciones de manejo lo colocaron como un digno rival, con gran parte de su desarrollo en el afamado Nürburgring, es un sedán deportivo de primer nivel y sin complejos.

Como el representante de los tracción trasera en las 6 horas de Autología, quedamos gratamente sorprendidos con su desempeño en circuito durante 6 horas ininterrumpidas, además de ser el auto que más kilómetros recorrió en la prueba, el que menos tiempo muerto tuvo y el que hizo mejor uso del combustible y neumáticos.

La planta de Lansing en donde actualmente se produce el ATS tendrá remodelaciones para prepararse para la llegada de siguiente generación de sedanes. En el futuro, la gama de Cadillac tendrá 3 sedanes, cada uno en diferentes segmentos. Chevrolet Camaro también se fabrica en el mismo complejo y siguen sin cambios en los planes.

La gama de sedanes de Cadillac en el futuro ya había sido adelantada, llegará un CT4 para competir frontalmente con el BMW Serie 3 y el Mercedes-Benz Clase C, manteniendo el esquema de propulsión posterior y motor longitudinal y por encima, el remplazo del CTS se llamará CT5 y buscará competir con productos como el Audi A6, Mercedes-Benz Clase E y BMW Serie 5.

El tercer pilar de la gama ya existe, pero no se vende en México. El CT6 acaba de ser rediseñado y será el buque insignia de la marca hasta el punto en el que funcionará como una cama de pruebas tecnológicas.

Ya es el primer auto de Cadillac que tiene la tecnología de conducción semi autónomas llamada Super Cruise y también es el primero con una versión híbrida enchufable. Estas tecnologías llegarán eventualmente a los productos de acceso si son bien recibidas por el público en el CT6.

La base de diseño para todos los nuevos sedanes será el Escala Concept, como ya lo evidencio la actualización del CT6 y la nueva XT4.

Fuente: Car and Driver

Ahora lee