Cómo debes planear tu compra de auto: 11 pasos vitales

La oferta de marcas y modelos que tiene hoy en día el mercado mexicano, es de las más amplias del planeta. ¿Cómo elegir aquel vehículo ideal para nosotros? Años de investigación están resumidos en tan sólo 15 pasos a seguir.

  1. Puedes comprar con la cabeza o con el corazón. La primera te debe obligar a cuestionarte en muchos apartados lo que necesitas; la segunda, por más emocional que sea, también lleva de la mano una investigación aunque menos profunda porque hasta en deportivos, hay contundentes diferencias. Checa, por ejemplo Porsche Cayman.
  2. Una compra razonable y bien planeada debe enfocarse en tres partes principalmente: precio del auto, uso y mantenimiento del mismo y la reventa.
  3. Debes tener muy claro cuál es la finalidad principal del auto que quieres comprar: ¿familiar, el primero de la casa, tu primer auto, de trabajo, carretera? Y además pensar en prioridades, porque todos diremos que queremos un  auto que nos permita llevar a la familia los fines de semana, al perro, las bicicletas, pero que además lo usaremos para el trabajo en la ciudad y no queremos que gaste mucho combustible. Debemos ser realistas, si la meta es un coche para hacer nuestro trabajo principalmente pero también de uso familiar, piensa en una opción de tamaño compacto, con motores más bien pequeños (4 cilindros por ejemplo) que pueden cumplir bien con dos necesidades. Volkswagen Vento, y la opción diesel, cumple, por ejemplo, con movilidad urbana a bajo costo pero también cumple en carretera.
  4. Ahora sí, viene el precio del auto. Si quieres planear bien tu compra debes enfocarte en aquellos modelos que son bien apreciados por el mercado, ¿por qué? Porque generalmente tienen buenos planes de financiamiento (un elemento que los hace altamente demandados). Chevrolet Trax es, en estos momentos, una de las favoritas del mercado.
  5. Revisa también si dicho modelo tiene una buena demanda en el mercado de seminuevos o usados. Recuerda que estamos planeando una buena compra, pesando en mediano plazo por lo menos. Revisa sitios de internet como www.soloautos.com.mx para que veas cómo se mueve ese vehículo. Capaz que compras un auto muy accesible pero que cuando quieras venderlo será muy complicado de desplazar. Uno de los favoritos del mercado es la Honda CR-V, por ejemplo.
  6. ¿2014 0 2015? Si el modelo que vas a comprar no tiene cambios importantes en el año modelo 2015 (como un facelift, mejoras en equipamiento o incluso un cambio de generación), considera la opción de obtener un 2014. ¿por qué? Porque los distribuidores pueden tener algún inventario de estos autos y podrías obtener muy buenos beneficios. Sí, tendrá un poco más de devaluación cuando lo vendas, pero el ahorro inicial puede ser muy bueno. Un ejemplo puede ser lo que la marca Subaru está ofreciendo.
  7. Visita más de una agencia de la misma marca, no te imaginas las diferencias que pueden haber entre un concesionario y otro. Es un buen truco para detectar las mejores ofertas o sumar beneficios como menos comisiones, un extra en el auto, etc.
  8. Ahora vamos con el tema de uso y su mantenimiento. ¿Sabes cuánto te va a costar mensualmente mantener tu auto?; ¿cada tres meses?; ¿al año? La compra del auto es lo más fácil, lo interesante viene con el mantenimiento. Busca una marca que tenga precios únicos y publicados en sus modelos, como Mazda, Chevrolet o Volkswagen, por citar algunos.
  9. Aunque lo dudes, el consumo de combustible es uno de los mayores gastos anuales que tendrás en tu auto. La gente no se lo toma muy en serio, pero te invitamos a que revises el consumo de tus tres opciones de compra y saques costos semanales, mensuales y, finalmente, anual. Junto con el seguro, puede ser el mayor gasto y a todos se les olvida. Revisa los promedios más reales de consumo en EcoVehículos.
  10. Considera también una marca que ofrezca buena garantía. Grupo Chrysler ofrece siete años o 100 mil km de garantía en tren motriz; Hyundai cinco años y también 100 mil km pero no únicamente en tren motriz. También algunas marcas ofrecen extensión de garantías de sus modelos, sólo busca aquellas cuya garantía se respete sin importar quién sea el dueño e incluso toma en cuenta marcas que te permiten pagar la extensión desde que arrancas con el crédito de tu auto como Ford.
  11. Si te decides por un auto o marca que cumpla cabalmente estos puntos, seguramente tendrás un compra muy inteligente: en la compra vas a elegir un auto que satisfaga la mayoría de tus necesidades, uno que podrás mantener durante toda la vida de uso en servicio, refacciones y consumo y que por lo tanto tendrá un mejor valor de reventa al final pues contará con buena garantía (inclusive una extensión de la misma), todos los servicios de agencia y además un modelo que tiene buena aceptación en el mercado de seminuevos. Compra redonda.